violín

wuilly

A Wuilly le borraron los recuerdos

El violinista salió de pronto, sin conocimiento ni procedimientos previos. Fue abandonado en una plaza, con la cartilla repetida hasta la saciedad. No puedes tocar música en las calles, no puedes ir a manifestaciones, no puedes declarar…solo pudo pronunciar unas palabras y qué cosa, fueron para enjuiciar a la oposición. Por lo pronto su Instagram  y su Twitter ya no tienen los recuerdos de aquellos días en los que su violín se enarboló por primera vez como un instrumento de alta peligrosidad.

Mas
represión

Las notas de la represión

A Nicolás Maduro se le ocurrió hoy tocar el piano. Sentado en un escenario preparado con un gran piano negro, tocó unas notas que nadie sabe de qué melodía era… o sí, de una melodía que lo único que evoca es represión, venganza, humo, jóvenes sin futuro. No fue una buena idea tratar de tapar con ese acto televisado la salvajada que un Guardia Nacional del gobierno, cometió contra el muchacho del violín, la salvajada que cometió contra un chamo con ganas de llevar su música hacia un estado de paz.

Mas
verdad

Para eso quedaron, para acusar a la verdad

Un Guardia Nacional disparó a un joven y lo asesinó, un Guardia Nacional rompió un violín. Esas son las órdenes, salir a utilizar la fuerza, la brutalidad, a reprimir sin el menor atisbo de sensibilidad. La Fiscal General de la República denunció hoy la represión de este cuerpo. La respuesta del régimen fue acusar a la verdad.

Mas