fechorías

guardia nacional

La Guardia de la Vergüenza Nacional

Comenzaron temprano tirando bombas lacrimógenas como si fueran papelillo. A 40 dólares cada una, saquen la cuenta de lo que desperdician en represión. Después decidieron que la fiesta debía seguir con el robo de las pertenencias de los ciudadanos desarmados, al fin y al cabo el gobierno da el ejemplo y no castiga las fechorías. Más tarde agregaron a su conducta el disparo con cualquier cosa que dañe, hasta que decidieron usar armas letales. Así se ha comportado hoy la Guardia de la Vergüenza Nacional.

Mas