IPYS y El Pitazo descubren contratos millonarios y negligencias en el sector salud

Share on Facebook12Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone


el pitazo


Un grupo numeroso de periodistas hizo una profunda investigación sobre contratos firmados entre los gobiernos de Venezuela y Argentina en la época de Chávez y Kirchner para dotar a los hospitales de equipos de cuidado neonatal. Con el tiempo se han ido deteriorando y los convenios de mantenimiento no han sido cumplidos. ¿El resultado?, miles de aparatos arrumados y olvidados y tristes historias de niños que pudieron haber vivido.


Los medios de comunicación venezolanos se han dado a la tarea de investigar minuciosamente y con estricto apego a la objetividad, lo que sucede en el país. Las políticas, negocios y actividades del gobierno. La salud es uno de los temas que más preocupan, la falta de medicinas, de insumos médicos, de tecnología, todo esto afecta a miles de venezolanos que se encuentran sin los tratamientos necesarios para vivir. Las noticias saltan a diario y conmueven. Una investigación en seis entregas realizada por periodistas del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela, en alianza con reporteros de El Pitazo, demuestra con datos reales cómo se ha movido el negocio de la salud en los últimos años.

La primera parte de esta serie de reportajes da detalles un convenio “millonario” firmado en la época de Hugo Chávez y Ernesto Kirchner, entre Argentina y Venezuela para la compra y mantenimiento de equipos para las unidades neonatales de centros públicos de salud, los cuales hoy están en el más profundo estado de descuido, producto de la malversación y la falta de planificación. Lo más triste es que estas malas decisiones, esta indolencia ha causado la muerte de decenas de bebes que podrían haber salvado su vida si hubieran estado en buenas condiciones estos aparatos. La cifra es vergonzosa, por no decir alarmante, el 70% de los 12.353 aparatos adquiridos, están dañados por falta de mantenimiento. “Bajo esa retórica del “socialismo del siglo XXI”, Venezuela compró entre 2005 y 2010 un total de 12.353 aparatos a una empresa argentina, pero las garantías de suministro de piezas, repuestos y servicio técnico para los dispositivos caducaron”, señala la nota de prensa de IPYS.

Explica el reportaje de El Pitazo, que la investigación les permitió revelar las múltiples interrupciones que ha tenido la ejecución de esta negociación, lo que le ha costado al Estado decenas de millones de dólares y el deceso de muchos niños. Sin mencionar los que se han visto afectados en su salud como consecuencia de no tener esos aparatos en buen estado.

La indolencia de los directivos del Estado encargados de solucionar esta situación ha dado lugar a casos realmente tristes, como algunos de los que detallan los periodistas encargados de escudriñar qué pasó con esa enorme cantidad de aparatos adquiridos para salvar la vida delos recién nacidos.

En la investigación se destacan declaraciones como la de la ministro Luisana Melo, la misma que dijo que los venezolanos hacían un uso irracional de los medicamentos, en las que asegura que en su momento solo decidieron reparar 3.768 aparatos, equivalentes a poco más de un tercio del total, “Hicimos una evaluación y decidimos que se diera mantenimiento a los que estaban en unidades que prestaban servicios y recibían pacientes. En un momento histórico como el que estábamos ¿para qué se iba a reparar los que están en lugares donde nadie va a parir o donde no se brinda atención?”

Lo cierto es que firmaron contratos millonarios, firmaron mantenimientos e incumplieron los contratos de pago. Todas esas negociaciones solo han servido para negocios y tristemente para el repunte de la mortalidad infantil.  Cientos de aparatos inservibles, arrimados en cuartos como chatarra y la negligencia de un gobierno que no tiene una planificación, no tiene la más mínima preocupación por su pueblo y por las vidas del futuro y solo se han preocupado por negocios millonarios que han engrosado los bolsillos de unos pocos.

Tal como resaltan en la investigación “han provocado una emergencia humanitaria en el país”

Para leer la primera parte de estas entregas pinche aquí: