Los presos del pensamiento y el chantaje

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone


chantaje


“En mi hambre mando yo”, dicen que le contestó un jornalero a un terrateniente que quería comprar su voto. Los hombres serán libres cuando no sean los sumisos de un poder opresor, cuando entiendan lo que es la justicia y no sean presos del chantaje. Mientras tanto, los que obedecen para reprimir o los que como el Defensor del Pueblo, permiten que actúe el yugo de la tiranía y volteen ante las injusticias, serán una masa sin criterio vendida por un pedazo de pan.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
La dignidad es algo con lo que muchos nacen. Sin embargo, hay tantos que se la dejan comprar, hay tantos que se venden por un mendrugo de pan aun cuando miran a su alrededor y lo que ven es injusticia y miseria. Así se han convertido algunos venezolanos, en conciencias compradas por un gobierno que los subyuga y los trata como esclavos. Se han convertido en eso, tan solo por una miseria expuesta en su mesa.

Estos esbirros del régimen, los que encarcelan y tiran bombas, los que no cumplen con su papel de justicia, los que incriminan a otro para salvar su pellejo, están más presos que cualquier hombre que viva libre en su pensamiento. Están presos por el opresor que los chantajea. Los chantajea con su vida y la de los suyos, los chantajea para que medio vivan. Pero que triste es, muy triste, que tengan que caminar por la vida con un pesado yugo a sus espaldas.

Quien empuña un arma por órdenes superiores y ataca a sus semejantes, quien recibe órdenes del que no se expone, está preso en su albedrío. Como también lo están los que tienen que sustentar al régimen. A la limitación de la conciencia no se le puede llamar otra cosa que cobardía y la cobardía es lo que se ha sumado a estos individuos que reciben las órdenes de la tiranía y del opresor.

Siempre ha sido así. A lo largo de la historia de la humanidad, en algún momento la libertad rompe las cadenas. Pero también ha sido parte de la historia que los pueblos sean gobernados por el miedo. “El miedo, dijo en una entrevista el economista español  de izquierdas, José Luis Sampedro, es mucho más fuerte casi que el altruismo, que el amor, que la bondad”

Hay informaciones que aseguran que muchos Guardias Nacionales se han cansado de disparar y reprimir, se han cansado de recibir las órdenes de los tiranos escondidos tras un muro infranqueable. Unos tiranos que no salen libremente sino que se esconden tras los fusiles de su jauría particular. Sin embargo, esos Guardias que se niegan a castigar han logrado vencer el miedo


También está preso en su conciencia todo aquel que se deslinda de la verdad y que traiciona a su cargo. El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, ha demostrado que el cargo en él, es solo un nombre, que la poesía en él, es solo una postura, que la justicia en él, es solo un pedazo de pan.


Porque defender al pueblo es luchar por sus derechos y libertades, defender al pueblo es luchar por proveerles comida y medicinas, defender al pueblo es rescatarlo de las armas de la dictadura, defender al pueblo es velar porque las instituciones no sean serviles al poder… y la poesía…la poesía es libertad. “Hay que aprobarse ante si mismo para ser libre”, dice Sampedro.

En la misma entrevista, señor Tarek, el economista español dice que “es más libre un librepensador dentro de un calabozo, que el guardia que lo custodia. Porque el guardia está defendiendo lo que no es suyo…el guardia no es libre”.

En el libro “España” de Salvador de Madariaga, publicado en 1931, se cuenta que en una Andalucía hambrienta, un capataz de una finca iba de puerta en puerta comprando los votos de los jornaleros para su jefe. Le daba dos duros, que en aquella época era una fortuna. Todos lo recibían, hasta que hubo un hombre que los tiró al suelo y le dijo, “en mi hambre mando yo”. 

Cuando esto ocurra en las mentes más amarradas y sumisas al poder, cuando puedan decir “en mi hambre mando yo”, entonces podrán decir que con su palabra son libres, mientras tanto, solo serán cómplices y la complicidad también es penada en el Tribunal de la Haya y eso Defensor, no prescribe.