El despertar de un pueblo: Ya no hay vuelta para atrás

Share on Facebook24Tweet about this on TwitterShare on Google+1Email this to someone




Por las redes corren las opiniones y los sentimientos de un pueblo que consume informaciones, que conoce lo que sucede por lo que puso el amigo de mi amigo. La marcha de ayer hacia Ramo Verde marcó un hito. Lo marcó porque se encontraron en el camino a los habitantes de una zona que demostraron solidaridad y compromiso. Esta es la historia de lo que sintió Assaf.


Assaf Yamin
Desde el inicio de las protestas hace poco menos de un mes, luego que los del RÉGIMEN osaran dar un GOLPE DE ESTADO a todos los venezolanos pretendiendo deslegitimar a la Asamblea Nacional, he podido percibir que el pueblo, nosotros, estamos DECIDIDOS a rescatar a todo coste al país de manos de los incapaces e incompetentes que lo han hundido en la tremenda miseria en la que se encuentra en estos momentos. Somos muchos más y nuestro norte está más claro, no queremos tumbar un gobierno, queremos rescatar un PAÍS.

En la visita hoy a Ramo Verde, pude palpar y evidenciar esto en la actitud y comportamiento de la gente, tanto de la que participó en la marcha como los de la comunidad de Ramo Verde. Comentaré algunas de las anécdotas.

Un señor humilde y mayor, con su tienda portátil (una caja de cartón guindada al cuello) de venta de chucherías, caminó a mi lado casi todo el recorrido de subida a la cárcel, no iba pendiente de vender, estaba emocionado por la cantidad de gente y además contento porque sentía que estaba haciendo algo útil por el país, y en varias oportunidades me comentó que ya no le creía nada a los del gobierno, y que además ellos son los culpables de todo lo malo que estaba ocurriendo en el país.

Ramo Verde era considerado uno de los sectores bastión del régimen en Los Teques, pues hoy su gente demostró que ya no es así, aplaudieron a la marcha, pusieron a entonar el himno nacional en sus equipos con las cornetas asomadas por las ventanas, nos alentaron a seguir, nos ofrecieron agua y nos dijeron “tranquilos que aquí no les va a pasar nada”.

Una señora me vio intentando tomar una fotografía de la gente que estaba más arriba, me llamó y me dijo que desde su platabanda tendría una mejor visual y me hizo pasar; mientras hacía mis tomas la señora conversó con mi esposa y le dijo “no les va a pasar nada, la Guardia Nacional sabe que aquí la gente está armada y no le van a permitir atacar a los de la manifestación, si llegan a hacer algo aquí estamos organizados para socorrer a la gente adulta y a las mujeres”.

La jornada de hoy transcurrió de manera pacífica, no hubo presencia de colectivos, la GN con sus tanquetas estaban bien lejos, ocultos en el mercado de El Paso, tampoco hubo infiltrados, con lo cual queda demostrado que la violencia viene del régimen.

Algunas de las conclusiones a las que llego son:

1.- El apoyo al régimen es mínimo.
2.- La población está clara de que los problemas que todos padecemos son el producto de la pésima gestión de Maduro.
3.- La gran mayoría en el país quiere un cambio de rumbo.
4.- Los colectivos no están casados con un ideal revolucionario, sencillamente hacen su trabajo por un sueldo (no hay dinero no hay trabajo).
5.- Los del régimen van a hacer todo lo posible por mostrarse fuertes, pero la realidad se los va a tragar.
6.- No podemos esperar nada de los militares, ellos son parte del problema, junto con los del régimen son coautores de la tragedia que vive el país. Ya tienen mucho con tener que rescatar su dignidad y la institución militar.
7.- YA NO HAY VUELTA ATRÁS, los ciudadanos de éste hermoso país estamos activando un proceso de RECONCILIACIÓN NACIONAL y vamos a hacer de VENEZUELA el mejor país del mundo.