La OEA ignoró a Delcy Rodríguez y la Asamblea sorprendió al gobierno

Share on Facebook59Tweet about this on TwitterShare on Google+1Email this to someone


OEA


Hoy el madrugonazo fue el protagonista. Los diputados de la Asamblea Nacional llegaron tempranito al Palacio Legislativo para sesionar. Acordaron iniciar el proceso para la destitución de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y condenaron la violación del orden constitucional, entre otros acuerdos. Mientras que la Canciller Delcy Rodríguez en la OEA, se presentó a destruir a Almagro y a defender la actuación del gobierno de Nicolás Maduro y recibió como respuesta el silencio de los países miembros.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Delcy Rodríguez volvió a aparecer en la Organización de Estados Americanos, con sus perlas y seguro después de haber desayunado fresas. Dicen que le encanta que se las lleven a la habitación del hotel, junto con agua mineral Evian. Se sentó y cuando le tocó el turno, comenzó a leer su discurso muy rápido, en presencia de los cancilleres de México, Nicaragua y Bolivia, del resto de los embajadores de la OEA y de su secretario general, Luis Almagro. Un discurso plagado de historias increíbles, dibujadas al antojo de un gobierno al que hace tiempo se le cayó la careta de su teatro.

Al igual que sus predecesores, los que forman parte del club de amigos, la canciller del gobierno de Nicolás Maduro habló de la ilegalidad de la decisión de la OEA el lunes 3 de abril, del rompimiento del orden constitucional, del golpismo. Pareciera que hubiera copiado los argumentos de la oposición y de los países del mundo que reclaman el comportamiento del gobierno venezolano, cambiándole el objetivo y donde decía gobierno ella escribió oposición.  Así que ,en la manifestación de ayer, según Delcy Rodríguez, las Fuerzas Armadas fueron las agredidas. Omitió los presos políticos, los gases pimientas, los perdigones, las balas, los círculos bolivarianos armados, los golpes que propinaron, las detenciones. Todas estas acciones son, a su entender, actos de defensa de un gobierno.  Lo que no dijo es !qué clase de gobierno¡

Lo cierto es que al gobierno de Maduro le duele cada día más lo que sucede y le duele porque la cúpula que gobierna no puede leer lo que está sucediendo, no lo esperan. Se les adelantan en las acciones. La decisión del Consejo Permanente de la OEA de aprobar un acuerdo sobre la situación en Venezuela y sobre la inconstitucionalidad de la sentencia del TSJ, fue un evento inesperado. Creían que la suerte estaba de su lado y que al ser Bolivia la encargada de presidir el Consejo durante el mes de abril, iban a hacer lo que les viniera en gana. Cuando el señor embajador del país suramericano, representante del incondicional Evo Morales, con su sombrerito a cuestas, sin la más mínima noción de las reglas de educación, decidió suspender la reunión convocada por 18 países el 3 de abril. ¿Por qué?, porque si, el resto de gobierno de la OEA no lo aceptó y de ahí la alharaca que mantienen desde entonces en el club de amigos.

La manifestación convocada ayer por la oposición venezolana, fue otro golpe. Jamás imaginaron que se iba a sumar tanta gente, siempre pensaron que ya habían desmovilizado la calle, que la desesperanza se había anidado en los corazones del pueblo y que había sido suficiente el resquebrajamiento moral que intentaron contra los líderes de la oposición. Suficiente para que nadie los siguiera. Pero les resultó lo contrario. La gente quiere salir del gobierno a como de lugar.


Toda la campaña de intrigas, de críticas contra la oposición, no ha calado tan profundo como el gobierno pretendía en la voluntad de los venezolanos. Al contrario, los líderes se han crecido.


Los otros golpes recibidos fueron los del día de hoy. Pensaron que habían logrado que los diputados no sesionaran, que no llegaran a la Asamblea. Las huestes chavistas y las fuerzas armadas están encargadas de eso desde ayer. Pero los primeros son flojos, solo se mueven cuando el pan está servido  y los segundos, que actúan por órdenes, jamás pensaron en el madrugonazo. Y el madrugonazo funcionó. Los diputados llegaron sigilosos a las 5:30 de la mañana, convocaron a algunos periodistas y se encontraron los predios de la Asamblea tranquilos. Entraron si problemas, sin la necesidad de llamar a la bancada oficialista porque es muy pequeña, porque obstruye  y porque además tiene tiempo que no asiste a las sesiones.

Al final como se vieron madrugados, los diputados del oficialismo se fueron a la Asamblea a repetir el discurso del gobierno. Recibieron una lección de moral, cuando les recordaron que hace tiempo que no van, pero que haber ido a esta reunión era importante porque reconocían a la Asamblea Nacional. !JA¡…Aunque lo mejor fue cuando les recordaron a los diputados del gobierno, que la propia Fiscal General de la República los llamó golpistas, así les gritaban “Ustedes son golpistas, lo dijo la Fiscal”.

El tercer golpe fue el que recibió Delcy Rodríguez, primero por una molesta embajadora de Paraguay que le dijo que su “país se somete al escrutinio de todas las instancias, muy a diferencia del suyo” y segundo por la ignorancia profunda que recibió de la mayoría de las delegaciones, que la dejaron hablar, proferir insultos contra Luis Almagro, secretario general de la OEA y contar todas las mentiras necesarias, como si los que allí estaban no supieran manejar el internet y las redes sociales para darse cuenta del teatro de la Canciller…Puro teatro.

Al final, después de insultar, gritar y contar su versión muy particular, sin respuesta, tuvo que coger sus papeles y contonear sus perlas por la sala, para salir del salón y tomar un avión, Los embajadores se quedaron, sin decir ni un sí ni un no. La ignorancia como salida diplomática. Al del sombrerito no le quedó más remedio que cambiar el tema.