Lilian Tintori, la primera latinoamericana que recibe Trump

Share on Facebook11Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone




La eminente reunión de Lilian Tintori con Donald Trump pudiera haber sido la razón que precipitó el cierre de CNN. El gobierno ya había anunciado que vendería el sofá, como en el chiste, pero que la esposa de Leopoldo López, le fuera a contar al Presidente de Estados Unidos lo que sucede en Venezuela, no podía ser transmitido por televisión. Lo que no contaban fue con el Twitter de Trump. Hoy, como respuesta, ratificaron la condena del líder de Voluntad Popular.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Un hombre preso en una torre, tras las rejas, con candados y más candados y una mujer, delgada, con el pelo largo, son la gran preocupación del gobierno venezolano de Nicolás Maduro. La piedra en el zapato. Son con quien expían todas sus culpas. Son su pesadilla. Son además, el símbolo de lo que realmente se aprecia a nivel internacional, una dictadura que tiene presos políticos y que además no permite la libertad de expresión. Dos ingredientes básicos para elaborar las características de un régimen.

Buscan entonces culpables por todos lados. Solo la voz de Leopoldo López los descontrola. Al gobierno y a muchos de la oposición también, que no acaban de entender bien cuál es el camino que hay que escoger para salir del barranco.

CNN estaba en los objetivos del gobierno desde que se atrevieron a emitir un extenso reportaje que ha dado la vuelta al mundo sobre la venta de pasaportes venezolanos a ciudadanos de origen árabe, que ni siquiera hablan español. Luego la osó transmitir en vivo la decisión del gobierno de Estados Unidos de congelar los bienes del Vicepresidente de Venezuela Treack El Aissami y de Samark López Bello, acusados por ese país de narcotráfico. Información que fue comunicada no por el portavoz de la Casa Blanca, sino directamente por el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Sin embargo no esperaban que Lilian Tintori, que había viajado recientemente a Washington, como tantas veces lo ha hecho, se reuniera con Donald Trump. Confesó que se había reunido con representantes de la administración de Barack Obama 23 veces. Ella, la esposa de Leopoldo López, un dirigente político venezolano encarcelado, tuvo un encuentro en la Casa Blanca con el recién electo Presidente de Estados Unidos, antes que lo haya hecho cualquier otro mandatario latinoamericano.

Eso revolvió las entrañas del régimen que debió acelerar lo más que pudo la amenaza que el domingo pasado propinó Maduro desde su programa dominical, exigiendo el cierre de la estación de televisión. Las presiones que rondaron al Presidente venezolanos debieron ser fuertes. Así que de un momento a otro exigieron a las cableras sacar al canal americano de sus parrillas. Debía ser rápido, antes de que Lilian Tintori entrara en la Casa Blanca. Lo que si no imaginaron jamás, que al Presidente Trump, que le encanta utilizar su propio Twitter, que descubrió que es su forma de desahogarse, publicara la foto con Lilian, delgada, triste, rodeada del Presidente y del Vicepresidente Mike Pence. Eso si no lo imaginaron.


Y la foto corrió como la pólvora. Los más incrédulos llegaron a decir que era Photoshop. Es decir, Trump también se dedica a trucar las fotos. ¡Parece que esa imagen duele tanto, a tanta gente!


Como corrió como la pólvora la información de CNN indicando que podrían ver a Lilian Tintori en el programa de Fernando del Rincón por youtube. El programa que tanto daño le ha hecho al gobierno con los últimos reportajes, se despediría por ahora de la audiencia venezolana en medio de un internet demasiado lento, con la entrevista de la esposa de Leopoldo López comentando lo que había hablado con Trump, contando las esperanzas que se abrían de nuevo en su causa. Una causa personal como esposa y madre y una causa por el país, por su libertad.

Contó de primera mano la preocupación de las nuevas autoridades de Estados Unidos y recordó que el gran propiciador del diálogo había sido Thomas Shannon, el enviado de Obama, el que se reunió por primera vez en Haití con Diosdado Cabello y se retrató con él. Lilian lo dijo: “Thomas Shannon impulsó un diálogo que fracasó”.

Hoy el Tribunal Supremo de Justicia, ratificó la sentencia de Leopoldo López. Preso con una sentencia de 13 años. Esa fue la respuesta del gobierno. Continuar encarcelando el pensamiento y la libertad.

Mientras tanto, cierran una nueva ventana del mundo. Es más fácil vender el sofá.