Almagro presentará nuevo informe a los miembros de la OEA





El primer vicepresidente de la AN logre reunirse con Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien en rueda de prensa se refirió a cada uno de los incumplimientos del régimen venezolano a las mesas de diálogo y a las violaciones de los derechos civiles de los venezolanos.


El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara se reunió con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, quien se comprometió a redactar un nuevo informe profundizado de la situación que actualmente viven los venezolanos, para ser presentado por escrito a cada uno de los miembros de esta organización, con el fin de iniciar los primeros pasos para activar los mecanismos del artículo 20 de la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

En una rueda de prensa conjunta de estos dos funcionarios, acompañados por Carlos Vecchio, el líder en el exilio del partido Voluntad Popular, explicaron cada una de las violaciones que el régimen de Nicolás Maduro “hace a la Constitución venezolana y a los derechos civiles de los venezolanos”

Almagro señaló que es la primera delegación que recibe después de haberse instalado el diálogo, refiriéndose específicamente a la violación a la inmunidad parlamentaria de los diputados Luis Florido y Williams Dávila, que debieron haber acudido a la cita en la OEA, pero a quienes les fueron anulados sus pasaportes, en una muestra de cómo el sistema de privilegios e inmunidad del que deberían gozar los parlamentarios no está vigente en Venezuela. “Es una estrategia política del gobierno para acallar a la Asamblea Nacional. En este sentido puntualizó que espera que no se concreten las amenazas al diputado Freddy Guevara, pues “sería el más grave de los despropósitos que estaría cometiendo el autoritario régimen venezolano”...”teniendo en cuenta que las personas en Venezuela no tienen ninguna garantía con respecto a sus derechos civiles y políticos, pues cada ciudadano puede ser apresado cuando se le ocurra al gobierno y ser juzgados en las peores condiciones”.

Explicó el secretario general de la OEA que la actualización de su informe tendrá en cuenta los retrocesos que han habido desde el comienzo del diálogo desde noviembre pasado, en los que se refleja que cada una de las mesas de diálogo instaladas no se han cumplido con lo establecido.

Se refirió a cada una de las mesas, comenzando por la 1 en la que se discutiría los temas institucionales y los derechos de la Asamblea Nacional. Sobre ello dijo que han acallado a la AN, así como sus decisiones, el presupuesto de esta institución no ha sido aprobado, la rendición de cuentas del Presidente no se ha hecho ante el parlamento, no han tenido la posibilidad de escoger a los miembros del Consejo Nacional Electoral y perdieron a tres diputados, con lo que se demuestra que “el sistema parlamentario ha sufrido un cierre técnico”.

Sobre la mesa 2 instalada para discutir sobre la liberación de los presos políticos, dijo Almagro que “se ha mantenido la lógica que se puede detener a cualquiera en cualquier condición y en cualquier momento” y apuntó que desde el comienzo del diálogo ha aumentado el número de presos políticos. “Hay un esquema de negociación básica, si hay un esquema para liberar presos políticos, no se ponen más presos políticos”

En la mesa 3, establecida para resolver los problemas económicos y sociales, no se ha establecido un canal de ayuda humanitaria y por tanto los problemas de los venezolanos se han profundizado. “La gente se muere por falta de tratamientos, ha aumentado la mortalidad infantil”...”el país ha llegado a un punto de crisis social y humanitaria”

En la mesa 4 instalada para generar un programa electoral, dice Almagro que el sistema se ha agravado pues el único esquema de salida electoral era el Referéndum Revocatorio y fue anulado. Puso un ejemplo no tan lejano, señalando que “es como si la dictadura de Pinochet hubiese cancelado el plebiscito que prometía la salida democrática del país”

Por eso aseguró que había sido un hecho muy grave pues el Referéndum no le pertenecía ni a la oposición ni al gobierno sino al pueblo venezolano. Por eso recordó que” hubo cientos de venezolanos que firmaron y fueron dejados en la calle, venezolanos que arriesgaron su empleo público, su ayuda, su beca por haber firmado y fueron vejados en ese contexto, lo cual es inadmisible como derecho de los ciudadanos”. 

También se refirió Almagro a las elecciones retrasadas de gobernadores, sobre lo que denunció que no se han convocado, asegurando que “todos los cronogramas electorales han sido desastados por una violación de los derechos civiles y electorales de la gente”.


En este sentido, Almagro manifestó que su responsabilidad como Organización de Estados Americanos tiene que ver con la Carta Democrática Interamericana, con los valores y principios allí contenidos y con las inconsistencias del actual régimen venezolano.


Le preguntaron acerca de la participación en la mediación del Vaticano, y sobre ello fue cauteloso en referirse a lo que ha sucedido, pero si dijo que él objetivamente ha expuesto los hechos y los resultados han sido retrocesos que ha tenido “el proceso de diálogo en cuanto a los derechos civiles y políticos de la gente y las salidas de un proceso autoritario”.

Se refirió igualmente a que hará con detenimiento y rigor técnico el informe para ser presentado ante los miembros de la OEA, será una actualización del que se presentó en mayo y que contó con el apoyo en aquel entonces de 20 países. “La defensa de la democracia es una responsabilidad de cada uno de los países, todos deben asumir esa responsabilidad y espero que actúen en base a los principios y valores que contiene esa Carta, que debe ser un elemento vivo de aplicación jurídica y no algo para hacer más hermosa la biblioteca y los archivos de la Biblioteca de la OEA”.