¿Qué es el TTP, que eliminó Trump?

Share on Facebook8Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone




Una de sus primeras órdenes fue eliminar el TTP, que había firmado Obama, como lo había prometido a los trabajadores americanos, pero también se reunió con varios ejecutivos de importantes empresas prometiéndoles rebajas en los impuestos si trasladan sus fábricas a territorio americano. Por lo pronto los limones argentinos según una nueva resolución, tendrán que esperar para llegar.


Donald Trump en su primer lunes de gobierno firmó la orden para retirar a Estados Unidos del Tratado Transpacífico de Cooperación Económica, (TTP por sus siglas en inglés). Fue una de sus promesas electorales y en las redes sociales ha sido bien recibida.

El TTP es un tratado que firmó Barack Obama en febrero de 2016, en el que están involucrados doce países y aunque todavía no ha entrado en vigor a la espera de las firmas de Japón, Malasia, Australia, Nueva Zelanda y Canadá y de la aprobación del Senado norteamericano, muchas voces críticas llevaban tiempo afirmado que poco beneficiaba a los ciudadanos de a pie.

El TPP tenía como uno de sus objetivos aislar a la economía China, la segunda economía más poderosa del mundo, según el ex Presidente Barack Obama quien llegó a afirmar que “No podemos permitir que países como China escriban las reglas de la economía global, nosotros debemos escribir esas reglas…” y hay quienes dicen que con la interrupción de este acuerdo quien saldrá beneficiada será esta potencia asiática.

El tratado involucraba a Estados Unidos, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur, Vietnam, Canadá, y los latinoamericanos México, Perú y Chile y entre sus acuerdos había negociaciones sobre el comercio de lácteos, la regulación laboral, los derechos de autor, las patentes, inversiones estatales, medio ambiente y el pago de aranceles.  Algunas de las más fuertes criticas que tuvieron en su momento fue que se estuvo negociando desde el año 2010 a espaldas de la población y pocos capítulos eran difundidos. De hecho, varias ONG de los países latinoamericanos se opusieron a este acuerdo, porque consideraban que le daba a Estados Unidos y a las grandes empresas americanas el monopolio de producción y censura sobre los países firmantes.

Protegía decían, a las empresas farmacéuticas americanas, a las grandes corporaciones y a quienes dictaminan las leyes del mercado. Al mismo tiempo señalaban que era perjudicial para la clase obrera norteamericana que tenía como presión el traslado de sus fuentes de empleo a otros países y con ello la disminución de sus salarios y la pérdida de empleos. Sin duda, en lo que se basó Trump para no cerrar el acuerdo.

Sin embargo, hay quienes lo defienden pues con el TTP se eliminaban los aranceles aduanales entre los países miembros y era una oportunidad para introducir los productos de los países más pequeños en mercados más grandes como Estados Unidos y Japón.

De hecho, y sin estar dentro de este tratado, hoy la Casa Blanca le cerró las puertas por lo menos durante 60 días a los limones argentinos, según una resolución del ministerio de Agricultura publicada por el Servicio de Inspección Sanitaria Animal y Vegetal (APHIS) y reseñado por La Nación.

En cualquier caso lo de la eliminación del TTP fue su promesa electoral, como también lo había hecho Hillary Clinton, y hoy cuando con su firma le puso fin a la posibilidad tan siquiera de discutirlo, le dijo a los americanos que se trataba de “algo grande para los trabajadores”.

También aprovechó el día para reunirse con empresarios americanos iniciando una actividad que dice realizará cada tres meses. Al encuentro asistieron ejecutivos de Lockheed Martin, Ford, Tesla, Dell Technologies, Whirlpool, Johnson & Johnson, entre otros, a quienes les ofreció no poner unos impuestos de aduana muy grandes si trasladan sus fábricas a territorio americano. Por eso les prometió reducir la tasa de impuestos corporativos desde el actual 35% al 15% o 20%, pero reiterando su intención de subir impuestos a los productos importados ,”todo lo que tienen que hacer es quedarse”.