Las Redes Sociales se unen para combatir el terrorismo online

Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone




En un comunicado conjunto publicado hoy, las cuatro más importantes redes sociales anunciaron que trabajarán conjuntamente para identificar a quienes utilizan estas plataformas para propagar el terrorismo y captar adeptos a su ideología, tal como lo hace Isis.


Tras los últimos ataques terroristas y con la seguridad que las redes sociales significan para el “mundo oscuro”, un espacio para propagar su ideología y captar seguidores, los directivos de las redes más importantes se han puesto de acuerdo y han creado una alianza el pasado 5 de diciembre para frenar  “la proliferación de contenido terrorista online” .

Así lo ha publicado Facebook en su portal (dueño también de Instagram) y el resto de las social media Microsoft, YouTube y Twitter,, quienes explican que actuarán conjuntamente para con acciones rápidas y conjuntas se puedan detectar fotos, mensajes o vídeos que infrinjan sus normas y que puedan reflejar cualquier contenido extremista, el cual será borrado automáticamente de sus contenidos.

De esta manera los gigantes de Internet compartirán los «hashes» –identificaciones digitales únicos que asignan automáticamente a vídeos o fotografías– de contenido extremista para permitir que las otras identifiquen el mismo contenido en sus plataformas. Es decir, las cuatro gigantes tecnológicas han creado una base de datos compartida con huellas y señales que podrán utilizar para marcar e identificar contenido que enaltezca el terrorismo o que esté pensado para reclutar a nuevos integrantes a través de redes sociales.

“Esperamos que esta colaboración llevará a una mayor eficiencia mientras seguimos aplicando nuestras políticas para ayudar a frenar el urgente tema global del contenido terrorista en línea”, señalaron en un comunicado conjunto publicado este martes.

Esta acción resulta muy importante, pues aunque cada una de estas plataformas ha estado actuando individualmente bloqueando cuentas de usuarios que a través de la tecnología captan a jóvenes solitarios inmersos en sus computadoras y teléfonos, que lo hagan ahora de manera conjunta promete un mayor esfuerzo para contrarrestar las acciones del Daesh para conseguir seguidores.

Las empresas del sector tecnológico se han resistido por largo tiempo a la intervención externa en la forma en que sus sitios deberían ser controlados, pero se han enfrentado a una creciente presión por parte de los gobiernos occidentales para que hagan más por suprimir el contenido extremista tras una serie de ataques terroristas y a demandas de los familiares de las víctimas del terrorismo.

De hecho Twitter suspendió 235.000 cuentas entre febrero y agosto de este año y ha ampliado los equipos que revisan las informaciones de contenido extremista.

Cada compañía decidirá qué «hashes» de imágenes y vídeos incluyen en la base de datos y el contenido que coincida no será eliminado automáticamente, han explicado. La base de datos estará operativa a comienzos de 2017 y más compañías podrían sumarse a la iniciativa.