Almagro volvió a pedir por la liberación de los presos políticos en Venezuela



luis-almagro


La reunión del Consejo Permanente de la OEA no gustó a la delegación venezolana que no estuvo representada en esta ocasión por Delcy Rodríguez, que se levantó de la mesa junto con los representantes de Bolivia y Nicaragua. Mientras el secretario general de la OEA, desde Roma, celebró el comunicado emitido por los países miembros de ese organismo.


El Scretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, instó desde Roma donde se reunió con el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, a que haya una pronta liberación de todos los presos políticos  y a la afiliación de los procesos electorales en Venezuela.

Hoy en la reunión del Consejo Permanente de la OEA, en la que no participa el Secretario General, Venezuela se retiró del debate, porque “no podemos acompañar, aunque suene una contradicción, un proyecto de declaración donde se han violado dos principios sagrados para nosotros, ni puede Venezuela consentir que se opine sobre Venezuela”. Así lo declaró Carmen Velásquez, representante alterna de Caracas ante la OEA.

Al parecer le molestó que en el texto se aprobara que instaban al gobierno y a la oposición a “alcanzar resultados concretos en un plazo razonable para poner fin a la difícil situación que atraviesa Venezuela” y a actuar “con prudencia y eviten cualquier acto de violencia o amenazas al proceso en marcha.

Para el gobierno venezolano los países violaron los principios de no injerencia en asuntos internos y soberanía, al discutir el proyecto “a espaldas de Venezuela”

Por su parte Almagro, celebró el comunicado emitido por los países integrantes de la OEA y por eso envió el siguiente mensaje:

Como Secretario General de la OEA, quiero transmitir mi saludo a las delegaciones por el esfuerzo negociador que ha concluido con la adopción de la “Declaración de apoyo al diálogo nacional en Venezuela”.

Como hombre de derecho y de principios considero que la via de la negociación y el diálogo constituye la principal herramienta para alcanzar soluciones a los problemas de la región.

En dicho marco, y tal como he expresado reiteradamente, esperamos que la mediación del Vaticano en Venezuela restituya la separación de poderes, los derechos electorales del pueblo y el respeto a la Constitución.

Reitero que resulta imperativa la pronta liberación de todos los presos políticos, la agilización de los procesos electorales anteponiendo el derecho de la gente al voto y la implementación del canal humanitario.

Al confiar en que los demostrados esfuerzos del Consejo Permanente resulten fructíferos en dicho sentido, reitero a la señora Presidenta las consideraciones de mi más alta consideración.