Con Clap super poderosos y anaqueles con productos importados piensan resolver el hambre



bolsas-clap


Caracas estará este fin de semana llena de productos importados a precios internacionales, según Vielma Mora y los CLAP serán los que tendrán todo el poder, según Maduro. Con las nuevas medidas del gobierno harán una “economía” nueva, en la que los CLAP y lo que producen otros países, juran desde el gobierno, resolverán el problema del hambre y el desabastecimiento. ¿Quién les cree?


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Un plan piloto, así llamó José Gregorio Vielma Mora al plan de abastecer a Caracas con productos importados, a precios también importados. El gobierno de Nicolás Maduro vive de plan en plan, inventando, improvisando y obteniendo pésimos resultados en cada una de sus geniales ideas, que han demostrado a lo largo del tiempo que solamente han servido para llenar los bolsillos de algún enchufado y no para resolver los problemas del país.

En el Táchira ya se viene implementando. De hecho, se anunció que Vielma Mora saldría del país a comprar productos para abastecer a los estados Mérida, Barinas y capital venezolana. ¿Sus destinos? Estados Unidos, Panamá, Brasil y Bogotá. ¿Será esta acción un premio a la incapacidad del gobierno por no poder producir en el país o será una nueva oportunidad para engrosar las cuentas multimillonarias en dólares que ven aumentar sus números gracias a los redondos negocios realizados a costa del hambre y las penurias de los venezolanos?

Así que parece que los alimentos ya llegaron, según Vielma Mora y se verán desde este fin de semana a “precios internacionales”. Ya no habrán fotos de anaqueles vacíos, ahora exhibirán muy orondos lo que producen otros países y que por culpa de la mala administración del gobierno venezolano, que ha quebrado a miles de empresas y negocios, es imposible producir en el territorio nacional.

Lo mejor de todo es que como ya no hay dinero, y el que hay tiene que reproducirse en comisiones, el pueblo nuevamente es el que asumirá los costos si es que quiere comer arroz o pasta. ¿Y con qué lo va a pagar? ¿Se habrán paseado en el gobierno con la posibilidad de que esos productos se queden fríos o se pudran, o se les venza la fecha -si es que no los compraron casi por vencerse, costumbre ya adoptada en otras oportunidades- porque no hay bolsillo capaz de adquirir unas caraotas a 6 mil bolívares, cuando en Estados Unidos no llegan ni siquiera a 2 mil bolívares?

Además Vielma Mora también va a comprar con los dos mil millones de dólares que le dieron para surtir los mercados, bambalinas y adornos navideños para que nadie se quede sin disfrutar las fiestas. Si deciden buscar comida en la basura, ya es un problema de cada cual. Si no tienen antibióticos para tratar las bacterias que cogieron en el hospital, tampoco es un problema del gobierno. Lo importante es que los gobernadores puedan salir a comprar en el exterior.

Como importante también es la decisión de Nicolás Maduro de reservarse el derecho de adquirir el 50% de la producción de la agroindustria para repartirla a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, es decir, para las bolsas CLAP. La idea, según dijo, se la dio una de sus super mujeres, de las pocas que merodean en cualquier cargo del gobierno, Erika Farías.

El portal El Estímulo señaló que en el programa de Contacto con Maduro del día de ayer, cuando anunció esta decisión, el presidente advirtió que “Es para que llegue al pueblo. Salen X camiones de empresas distribuidoras y 20 se van al bachaquerismo y ponen a la gente a hacer cola para que sufran. Ese es el método chapucero de la derecha. Manu militar” No explicó cómo el gobierno no ha podido resolver en todo este tiempo el problema de las colas y tampoco qué significa eso de Manu Militar.

De ahí en adelante continuó hablando de los CLAP, de lo ambiciosos que pueden ser, de cómo van estar en todos lados, en los planes de siembra, en la producción de alimentos, en el 0800 salud…también funcionarán con puntos de venta biométricos y serán los que se enfrenten al Comando Sur, para eso los creó, “Lo creé porque nos estaban creando una situación desde el Comando Sur, creamos centros de coordinación robotizados creados por la China. He fallado yo.Tenemos que crear un sistema de comunicación del pueblo y las UBCH (unidades de batalla Bolívar-Chávez), a través de Barrio Adentro. Solo falta que prioricemos y resolvamos personalmente” ¿Qué dijo Harry, qué dijo? Seguro que el pueblo lo entendió.

Aseguró además que hay que “hacer la economía de nuevo, en el mero centro de un huracán revolucionario” Tampoco estamos claros si se ha enterado que un huracán destruye. Es decir, una vez más, un día más, se ha dado cuenta que lo que han hecho hasta ahora no ha servido para nada, que no ha servido el decreto de emergencia económica, que no han servido los CLAP implementados hace unos meses, que nada ha funcionado. Así que van a inventar otra vez.


“Los CLAP deben tomar el control de los procesos productivos y distributivos, están en condiciones de hacerlo, de mejorar alguna fórmula y plantearnos lo que está bien y lo que está mal. Todo el poder para los CLAP”


Ahora los CLAP serán super poderosos. 

Otra vez…de nuevo…van a aplicar una otra idea a ver qué pasa.

Lo que si es seguro es que el concepto de no darle los CLAP a los escuálidos debe seguir en la cabeza de Farías, para quien los CLAP son lo mismo que para Maduro, “una forma de lucha en tiempos de guerra para defender la patria”