El aumento salarial es alegría de tísico

La noche es tensa, después de días agitados, mañana se van a vaciar las calles de Venezuela, El Ciudadano asegura que no tiene la menor duda de que así será. Pero piensa que en la noche es cuando se trabaja y cualquier cosa se puede planificar desde Miraflores. Venezuela hoy vivió las denuncias de diferentes sectores de la vida civil, los ataques de los colectivos a los diputados y la decisión y voluntad  de la mayoría de los ciudadanos por sumarse a un paro nacional. Veinticinco ex presidentes y ex jefes de estado instaron a la OEA  a poner en marcha los mecanismos de protección a la democracia, el Presidente de Perú Pedro Pablo Kaczynski, planteará activar la Carta Democrática a Venezuela. Mientras, todo esto ocurría Nicolás Maduro en cadena, hablaba de amor y paz y recurría a un cuarto aumento salarial en el año que no alcanza para nada. Sobre todo esto Leopoldo Castillo planteó su editorial.