Rayma: “En las dictaduras te borran”

Share on Facebook62Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone


Rayma


Sus caricaturas siempre están ahí reflejando lo que pasa en Venezuela o en el mundo. En pocos trazos denuncia y habla. Rayma decidió residenciarse en Miami, Caracas se estaba convirtiendo en su cárcel, perseguida y sin trabajo, optó por llegar a buscar nuevos horizontes en una ciudad que tiene mucho de exilio.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Rayma Suprani llegó a Miami para quedarse durante un buen tiempo. Como tantos otros, como tantos venezolanos que por una u otra circunstancia la vida los empujó a buscar nuevos rumbos. A ella, de pronto le cerraron la puerta de su trabajo y como a muchos, comenzaron a amenazarla, a abrirle juicios, a montarle historias. Decidió entonces que su historia tenía que buscar nuevos rumbos.

Sus dibujos siempre han sido una referencia. Aquella firma de Chávez en el monitor del desahucio fue la que colmó el vaso de la intolerancia del gobierno y fue la que le abrió las planas importantes de periódicos como Le Monde, de Francia.

Miami, una ciudad tan sui generis, tan cosmopolita y tan latina, es una plataforma para América Latina y así lo siente Rayma. Por eso es que esta venezolana, buscó instalarse en la ciudad que hasta hace poco lo que más hablaba era cubano y ahora empieza a tener acento venezolano.

Pero decidir salir, dejar muchas cosas atrás, sobre todo a la familia y al país, a esa tierra que sin caminar sobre ella, revuelve los sentimientos de quien está afuera, no fue para ella una decisión fácil, tuvo miedo, ¡claro que lo tuvo!, pero se le abría un mundo nuevo, un mundo para exponer sus trabajos, sus dibujos, sus caricaturas. Así que agarró sus pinceles y sus colores y los trasladó a una nueva ciudad, sin montañas pero con mucho mar.

Entrar en esta ciudad, en la que falta mucho por hacer, pero que ya tiene muchas cosas hechas, siempre es un reto, pero para Rayma se convirtió en un lugar para aprender, especialmente ha sentido que su aprendizaje lo ha abonado con las historias de de los cubanos quienes llevan mucho tiempo siendo exilio y ahora, asegura ella, los entiende más, son más fáciles de entender que unos años atrás. Comenzar de nuevo siempre da vértigo y ella está convencida que los cubanos lo experimentaron y lo superaron, por eso son un ejemplo en el que ella busca reflejarse, después de haber sufrido persecuciones y amenazas, de verse sin trabajo y con pocas posibilidades de tenerlo.

Así llegó a Miami, a quedarse en las Residencias de Arte unos meses junto con otros artistas, hasta que encontró un sitio para vivir y seguir dibujando, que es su oficio y con sus dibujos y con el periodismo, continuar denunciando lo que pasa en Venezuela. Pero como la ciudad de Miami da para mucho más y el mundo de internet está bien abierto a propuestas de todo tipo, pues Rayma ha decidido incursionar en una página web para escribir sobre temas de opinión de Caracas, Miami y Madrid, generar temas de identidad cultural, contracultura, historias de Miami donde pasan tantas cosas diferentes. Así que con Andreina Fuentes tendrá su revista digital The Wynwood Times, que por ahora será mensual.

Está clara que Miami es una ciudad rara y esa es una de las razones que a ella y a su equipo les interesa descubrir poco a poco. Pero para no olvidar a Venezuela, está trabajando con el tema de los Derechos Humanos, haciendo un libro sobre los presos políticos venezolanos con el Foro Penal. Ha sido una experiencia dura, confiesa Rayma, “conocer las historias de muchos de los presos, de jóvenes que son niños y viven un horror que mucha gente desconoce“. Por eso está segura que hay que dar a conocer cada caso y su colaboración es acompañarlos de sus dibujos. Está convencida que es super importante.

Sin duda, a veces la imagen llama más la atención. Es harto conocida esa frase de una imagen vale más que mil palabras, dicen que es un proverbio chino, pero lo cierto es que en publicidad es un punto fundamental y por supuesto, los dibujos de Rayma revelan perfectamente el panorama que ella con dos pinceladas logra expresar. Con su caricatura condensa lo que sucede, lo publica sin adornos y refleja exactamente un hecho determinado.

Asegura Rayma que cuando estás afuera tienes que aprender y asumir que estas lejos de la sensibilidad que representa tu país, de lo que extrañas fuera de tus fronteras, pero también te hace ampliar tu panorama,” aprendes muchas cosas, sin olvidar quién eres”. Lo que es terrible es lo que ella dice que le ha pasado, “estar en tu país y no reconocerlo, que ves que te trataron de borrar, eso es muy triste”.

-Las dictaduras son así, te borran, te hacen sentir que si no estás con el proceso no existes. Al llegar a Miami, me sentí más libre, tengo trabajo, pero siempre estoy unida al país, venimos de él, tenemos una historia y hay que contribuir con el futuro desde donde se pueda.

Mientras ella sigue dibujando, a diario, porque para ella es Para mi es una terapia, “cuando no lo haga me siento cansada, tuve 18 años haciendo caricaturas y es mi manera de expresarme”.