A partir de hoy el mundo baila y juega a ritmo de Samba



juegos olimpicos


Hoy los ojos del mundo estarán puestos en Río de Janeiro, una ciudad con ritmo, playas y favelas. Los deportistas comienzan la cuenta atrás para lucirse, para destacar y llevar las mejores medallas a sus países y a su historia particular. En medio de anécdotas, miedos y expectativas de todo tipo y al son de la canción Alma y Corazón, se inauguran los Juegos Olímpicos.


Los Juegos Olímpicos comienzan esta noche en Río de Janeiro, Brasil. Después de esfuerzos, críticas, empeños porque todo funcione bien, después de cientos de controversias, hoy, finalmente en el estadium de Maracaná, desfilarán los atletas de todo el mundo con sus banderas y el susto entre las venas por la posibilidad de que un mosquito se cuele en cualquier momento en sus vidas y les transmita el virus de el Zika o que un terrorista loco aparezca por algún evento.

Hay algunos que inclusive, temerosos de contraer la enfermedad que ha aparecido con fuerza en Latinoamérica, y que da fuertes dolores en el cuerpo, decidieron retirarse y olvidarse de medallas, banderas y curriculum. En Río las fuerzas de seguridad han perseguido con tesón la posibilidad de un ataque terrorista. Se han preparado durante años para evitar que se tiña de luto uno de los momentos más importantes en la historia de la humanidad, tal como ya ocurrió en las Olimpíadas de Munich el 5 de septiembre de 1972, cuando el grupo terrorista palestino Septiembre Negro, asesinó a a 11 deportistas israelíes mientras dormían.

La ceremonia de apertura en donde estarán unas 78.838 personas, será menos costosa que las que se han organizado en otras ocasiones en otras partes del mundo, debido la situación económica y al presupuesto más reducido con que cuenta en estos momentos Brasil. De hecho, las inversiones que se han realizado han sido objeto de protestas diaria de muchos brasileños que insisten en que el dinero debió utilizarse para requerimientos del pueblo. Sin embargo, los Juegos también le devolverán a Brasil los recursos del turismo que atraerá este evento, que no será presidido por Dilma Rousseff sino por Michel Temer.

Habrá fuegos artificiales, juegos de luces, grupos de danza, todo con un motivo, la historia de Brasil en la que destacará  la llegada de tres carabelas, las construcciones de indígenas esclavizados y las actuales favelas (ranchos), que de hecho, rodean a la ciudad de Río de Janeiro. Un avión 14 bis será quizás una de las mayores atracciones y que homenajeará a su inventor, Santos Dumont, un ingeniero brasileño que fue el primer hombre en despegar a bordo de un avión, impulsado por un motor aeronáutico.

En la ceremonia de inauguración, mientras suene el tema musical Alma y Corazón, una mezcla de samba y regaetton, participarán unas 4.800 personas, junto a cerca de 11.000 atletas que desfilarán por el legendario estadio, aunque muchos han decidido ya que no participarán en la apertura, pues el cansancio les afectará sus actividades al día siguiente en las competencias.

Hasta el 21 de este mes serán los juegos correspondientes a este año 2016. Muchas historias, anécdotas y medallas recrearán los dos por venir.