Vladimir Padrino López…¿Es el Presidente o es el que manda?



Vladimir Padrino López


Maduro hizo un nuevo anuncio que tiene que ver con la FANB o más bien con el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, él será quien maneje a partir de ahora todo lo relativo a  los sectores “agroalimentario, farmacéutico e industrial” Ya manejaba el minero. A esta función le añadió un cargo muy importante, el tren ministerial no solo estará supuestamente a las órdenes de Maduro, también estará bajo el mandato del General en Jefe.


Ramón Barrios Sevillano
Es complicado de entender, como todo lo que los gobiernos socialistas intentan aplicar con una dialéctica enrevesada, pero por encima, lo que se deduce del anuncio de Nicolás Maduro en la noche del 11 de julio, es que el Presidente de la República en funciones es el ministro de la Defensa Vladimir Padrino López, al menos en la práctica diaria, aunque no lo sea nominalmente.

No hace mucho, para ser exactos en febrero de este año fue el primer anuncio del super poder del ministro de la Defensa, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana comenzaría  a administrar los recursos no renovables del estado venezolano. (CAMIMPEG), la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas, que se creó para suplir funciones de PDVSA. La compañía que maneja ahora el arco minero tiene a Padrino López como su presidente.

Pero como todo en Venezuela las cosas se olvidan y sucede así porque las noticias diarias no dejan de sorprender, así que un asombro va tapando al siguiente. La laguna de acontecimientos inundó los recuerdos y el país se puso expectante ante quién sería el nuevo ministro de la Defensa. Corrían suposiciones, rumores, uno tras otro. Se aseguraba que ya Padrino López tenía vencido su período al frente de la cartera ministerial. Muchos aspiraban poner ese cargo en su hoja de servicios. Hasta que llegó el día y Padrino López fue ratificado.

Qué cosa más lógica, si él personalmente, con nombre y apellido está en la Gaceta Oficial presidiendo CAMINPEG y manejando todos los ingresos económicos que se deriven de su funcionamiento, cómo va a salir. Si así ha sido en todo. El ministro Padrino López siempre fija posición con la última palabra.

También en febrero, los militares pusieron en práctica el Plan Productivo Ezequiel Zamora. En aquellos momentos dijo Padrino López que ya no empuñarían las armas, sino que sus brazos servirían para la soberanía alimentaria. Ahí también pusieron entonces sus manos los militares, en la producción alimentaria. Ellos dirigen y los soldados trabajan.

Pero parece que al PSUV de vez en cuando le gusta ponerse creativo e inventó las bolsas CLAP y los militares los dejaron correr, hasta que una vez más el ministro de la Defensa tomó las riendas del asunto y Padrino López se puso a mandar y es que el verdadero partido del gobierno es el de la FABN.

Ayer Maduro fue un poco más directo, si eso es posible,  y anunció la formación de la “Gran Misión Abastecimiento Soberano”, la cual será dirigida por el super hombre del gobierno, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López. Aseguró que se trata de  la primera gran misión cívico militar. Será como misión, porque las actividades mencionadas anteriormente ya tenían como premisa esta “unión”.

Supuestamente ahora habrá  “abastecimiento soberano, con mano venezolana. Se acabó lo importado. Entendámoslo y asumámoslo. Tenemos con qué, sabemos cómo y sí se puede, Venezuela”, dijo Maduro. Sin explicar por qué antes no lo habían hecho, más allá de la guerra económica.

La Gran Misión Abastecimiento tendrá 7 vértices: el productivo, logístico, de comercialización, sistema de precios, organización productiva, seguridad y defensa e investigación y desarrollo y la finalidad es acabar con la escalada de precios sin ninguna relación con los costos reales de producción; el acaparamiento; la especulación; el contrabando; el bajo rendimiento productivo y el sistema distributivo de los alimentos. Y, además, acabar con el bachaqueo.

Se verá o no…como no se han visto todavía los resultados de los planes de febrero de este año. Lo cierto es que la Superintendencia Nacional en la Defensa de los Derechos Económicos y la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria estarán a la orden del Ministro de la Defensa, según informa Telesur.

Nicolás Maduro en su intervención asomó que  esa decisión es “para imponer orden y autoridad en todas las cadenas de la economía (…) Para ver quién puede más”…cosa clarísima esta frase…“para ver quién puede más”. Por supuesto, como para disimular volvió a hablar de su guerra económica y de Barack Obama, que aparece cuando menos se lo espera en la lista de los infortunios, porque tiene la habilidad de saltar de cuando en cuando a la de los amigos.

Lo cierto y más importante de todo esto fue cuando Maduro afirmó que “todo el mando del abastecimiento en el país estará en mis manos y en las de Padrino”, y los demás ministros quedarán subordinados a las órdenes del ministro de la Defensa.

Aquí está todo bien dibujado, el que controla todo en el país es el general Vladimir Padrino López, el eterno ministro de la Defensa, la mano que mueve el acontecer en Miraflores, el que permite que de cara al mundo exterior haya un gabinete ministerial presidido por un presidente electo por el pueblo, con muy poca popularidad. El, callado, está por detrás, con las armas y las decisiones. Allá el que quiera creer en la democracia o el que quiera creer en una dictadura militar. El panorama lo dejan al gusto del consumidor.