Los Simpsons visualizaron hace años a Trump como presidente



los simpsons y Trump



La figura de Trump causa polémicas, pero cada día ha ido ganando más adeptos. Son los americanos medios, los más nacionalistas, los que van impulsando una carrera que hace unos meses los analistas calificaban como una locura.


Donald Trump dará hoy su discurso para cerrar la convención republicana y ser proclamado como candidato. Ha sido una elección polémica. Ha despertado muchos apoyos, casi que “pasionales” y también muchos rechazos, pero los analistas republicanos, aun aquellos que no están de acuerdo con la forma de ser del magnate, comienzan poco a poco a cambiar sus puntos de vista y a apoyar al candidato más polémico en la historia de Estados Unidos.

Lo que él hace siempre llama la atención. Desde siempre, y él lo sabe. Sus actuaciones han sido usualmente las de un artista. Tan es así que ha sido “protagonista” , sin quererlo, de la famosa serie de los Simpson en varias ocasiones, ya en el 200o lo retrataron como protagonista de una convención en la que sería escogido como candidato.

En el episodio ‘Bart to the Future’, de la undécima temporada de la serie de Matt Groening, emitido por la Fox en Estados Unidos el 19 de marzo de 2000, Lisa Simpson se convertía en la primera mujer Presidente de los Estados Unidos sucediendo en el cargo a un famoso Donald Trump.

Ese capítulo tiene varios meses rodando por las redes y es que el hecho de que la serie vaticinara la carrera política del controvertido empresario sin duda la convertía en “profética”.

Varios años después, un clip de Youtube de la serie titulado ‘Trumptastic Voyage” publicado el 7 de julio del 2015, volvía a mostrar a Trump acompañado de Homer, descendiendo unas escaleras mecánicas imitando, paso a paso, las imágenes televisivas que Trump había protagonizado poco antes junto a su esposa Melania. El mismo traje, la misma corbata roja, las mismas escaleras, hasta con el mismo cartel que cae al suelo en el instante preciso. Todo un detalle de “regresar al futuro”

Lo cierto es que Trump ha hecho en estos días de convención en Cleveland lo que nunca han acostumbrado los candidatos. El ha estado ahí todo el tiempo, con su familia, presentó a su vicepresidente y después del discurso de Mike Pence, salió a saludarlo.

El único que no apoyó al magnate entre las personas que se subieron al estrado fue Ted Cruz, a quien Trump derrotó en las primarias y a la mayoría de los delegados allí presentes, les molestó esta actitud por lo que fue fuertemente abucheado.

Su llegada a la ciudad, ya sea en su avión particular o en su helicóptero, asombra a los comentaristas, quienes destacan que la campaña ha sido financiada por él mismo y que al contrario de Hillary Clinton, que aparece con los apoyos del gobierno de Barack Obama, él ha gastado muy poco en publicidad. Tiene a su disposición los medios necesarios para no gastar más de otros contribuyentes.

El discurso del vicepresidente escogido por Trump, también fue aplaudido por los partidarios del conservador partido. Su posición política es clara, así lo determinó en sus primeras palabras, “soy cristiano, conservador  y republicano, en ese orden”, dijo. Alegó que él era el equilibrio a la forma de ser de Trump y presentó a su familia, su esposa, una maestra y sus tres hijos, el varón quien además es infante del cuerpo de Marines de Estados Unidos.

Es el gobernador de Indiana donde entre sus logros, aseguran sus partidarios ha logrado el recorte de impuestos más significativo en la historia del estado y extendió la cobertura médica a los ciudadanos más desfavorecidos.

Los dos, Trump y Pence, están atrayendo al americano medio, a los que viven en las ciudades más americanas, en los campos. Ese es un logro que destacó Pence en su discurso, cuando contó que es nieto de emigrantes irlandeses y que creció teniendo al fondo los campos de maíz de Indiana.

Hoy es el discurso de Trump, próximamente será el de Hillary Clinton que está tratando de atraer no solo a los demócratas, sino a los que temen a la figura de Trump a quien consideran impetuoso, caprichoso, poco conciliador, a los afroamericanos y al voto latino, el que está asociado con los mexicanos, a los que el candidato republicano ha atacado, en su posición contraria a la inmigración ilegal.

los simpsons y Trump