Algunas Precisiones al discurso de Rodríguez Zapatero en la OEA



zapatero


Zapatero fue a hablar en la Organización de Estados Americanos, por petición de Venezuela. Se refirió a un proceso largo, duro y difícil, pero no hizo mención al revocatorio, no habló de Leopoldo López como un preso político y destacó que en Venezuela hubo una cuarta república y ahora hay una quinta. Lo que no dijo es que esta fue la que destruyó al país.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
José Luis Rodríguez Zapatero ya se sabe por donde cojea. Basta con abrir los periódicos españoles o revisar su famosa memoria histórica, para desnudar su postura ideológica y más todavía si se analizan los negocios que sostuvo con el régimen de Hugo Chávez. Pero bueno, intenta buscar una solución para el conflicto en Venezuela y eso es válido, pero con algunas precisiones.

Zapatero, como se le conoce, aseguró hoy en la OEA, que el proceso de diálogo es largo, duro y difícil. De acuerdo. Al final además acotó que el pueblo de Venezuela está pasando necesidades y se le debe ayudar. Pero lo remata con una frase nada feliz, que la solidaridad de los países, la ayuda que le deben dar a los venezolanos, es que “pueda tener más capacidad de financiación” ¡Señor Zapatero, eso no ayuda a los venezolanos, ayuda al gobierno para tener más fondos para seguir comprando bolsitas y enriquecer a los que las compran!

Ayudar a los venezolanos es aceptar las medicinas, la ayuda humanitaria, no darle real al gobierno.

Como para disculparse de haber sido propuesto por Maduro, el ex presidente español salió a decir que la primera persona que lo contactó para que intercediera entre las partes, fue alguien de la oposición. Claro, sin revelar al pecador, y aseguró además, que habla más con la oposición, pero con un personaje fantasma, pues no lo desveló. Aunque si dijo con quién conversa en el bando del gobierno y es justo con la Canciller, Delcy Rodríguez. De ella ya está clara su postura. Lo que si señaló en una de sus frases, sin saber muy bien a quién se la tiraba, es que “desconfío de quien da lecciones”. Si a ver vamos, las intervenciones de la canciller socialista, están tan llenas de lecciones que habría que aplicarle esta sentencia de Zapatero.

Lo que no le quedó nada bien a Rodríguez Zapatero fue lo de la cuarta y la quinta república. ¡Muy ridículo! Eso de hacerse eco de que antes había una cuarta república y vino un proceso que cambió el país a la quinta, es como haber estado oyendo a Hugo Chávez sentado en la Organización de Estados Americanos.

Una quinta, que según argumentó, había ganado siempre  las elecciones durante casi 18 años y que el 6 de diciembre, contra todos los pronósticos, así dijo, perdió porque ganó la oposición y el gobierno la reconoció. O sea, señor Zapatero, según usted casi que el gobierno tuvo la deferencia, pues, de reconocerla.


Lo que no dijo Zapatero es que esa quinta para lo que sirvió fue para acabar con el país, con su producción, con su seguridad, con su comida, con sus medicinas, con su dinero.


Así que de alguna manera es cierto, en estos 17 años, no ha habido democracia ni alternabilidad, ha habido un reinado que le cambió hasta el nombre al país.

También habló, porque se lo pidieron, de su reunión con Leopoldo López, ahí se enredó y se movía incómodo. Se refirió a su situación, pero nunca lo llamó preso político y manifestó que fue a hablar con él gracias a los buenos oficios de Nicolás Maduro. O sea, Maduro es el que decide quién entra y quién no a ver a López, por eso no dejó que ayer lo fueran a ver sus abogados españoles y como Leopoldo no aceptó las propuestas que le mandó a decir con Zapatero, pues lo llamó “monstruo de Ramo Verde” y malagradecido.

Zapatero no contó nada de lo que habló con Leopoldo, ni que entró echando chistes, como lo hizo en la OEA diciendo que no podía pelarse el asado al que lo invitó el presidente argentino, Mauricio Macri, pero no dijo que Leopoldo no le rió sus chistes y que tampoco dio su libertad a cambio de no hacer el revocatorio. Para el ex presidente español, amigo de Pablo Iglesias, el revocatorio no existe, nunca lo nombró.

También dijo que no entendía muy bien que en América Latina, existen tantas organizaciones, que lo ideal sería que existiera una fuerte y mejor engranada. Claro, quizás lo que no sabe bien, es que todas esas organizaciones nuevas las creó Hugo Chávez, dándole dinero a sus amigos de la región precisamente para debilitar a la OEA y él junto con Cuba dominar a punta de cooperación y petróleo. Así es la historia, señor Zapatero, tal como usted señaló en sus palabras finales. “Ojalá que se escriba la verdadera historia”, tiene usted razón, por eso es que hay que desconfiar de quienes dan lecciones y de quienes llegan con pocos libros debajo del brazo.