¿Tendrá Almagro los primeros 18 votos de la OEA?



Almagro Maduro


Luis Almagro lo decidió, presentó un extenso informe de 132 páginas, detalladísimo sobre lo que sucede en Venezuela. Ahora habrá que ver quién quiere ver lo que sucede y quién se tapará los ojos por alguna razón. Pero por si acaso, ya Nicolás Maduro dio un paso que se veía venir, demandará a la AN ante el TSJ. ¿El resultado?, no es difícil de adivinar.


A Nicolás Maduro le molestó la decisión de Luis Almagro, el secretario general de la Organización de Estados Americanos. Eso se sabía, hasta natural es, pero su rabia la derramó completa contra la Asamblea Nacional, o más bien en su directiva y en la oposición y para ello decidió que la va a demandar por usurpación de funciones ante el Tribunal Supremo de Justicia. Eso se esperaba que pasaría en algún momento y el resultado también se conoce, el TSJ dará lugar a la demanda y suspenderá a la directiva de la AN o la disolverá.

Todo está cantadito. Aunque su amigo Ernesto Samper, compañero de brindis, se empeñe en demostrar que en Venezuela hay democracia cuando aseguró a través de Twitter, tras conocerse el informe de Almagro, que “lo fundamental en Venezuela es la continuidad democrática”. Claro, el insiste en el diálogo como obligación del gobierno y de la oposición, sin referirse a cómo se va a dar un diálogo cuando el gobierno se empeña en cerrar todas las puertas. A Samper habría que explicarle que la vida no es como él pretende, que el marido le pegue a la mujer y que ella por la institución del matrimonio se quede callada y sin protestar. ¡No me quiera tanto compadre!

Pues si, Maduro reviró pronto ante el informe de Almagro. Un informe que se esperaba, porque él ya lo había anunciado, pero que nadie se imaginaba que fuera tan extenso y que detallara con tanta precisión lo que sucede en Venezuela, punto por punto, con cifras y señales, aunque según el gobierno y la fantasía que promueven a través de los canales del estado, nada de eso es cierto.

De hecho, Germán Saltrón, representante del Estado venezolano ante organismos internacionales de derechos humanos, señaló que en Venezuela no están dadas las condiciones para aplicar la Carta Democrática, “No hay las condiciones, no están dadas para decir que en Venezuela hay un quiebre institucional de la democracia, y eso lo vamos a demostrar en el Consejo Permanente”. Ese es el cristal con el que el gobierno observa todo y es el que van a enseñar a unos cuantos países.


Y por supuesto se fue hacia lo mismo de siempre, Estados Unidos como gran culpable. Pues según él es lo que “siempre quiso” EEUU, … “utilizar a la OEA como siempre lo ha hecho para intervenir de forma injerencia en los asuntos internos de América Latina”.


Nicolás Maduro fue un poquito menos diplomático y más gráfico, “La Carta Democrática la puede poner en un tubito bien fino y darle mejor uso señor Almagro, métase su Carta Democrática por donde le quepa“. “Almagro pide aplicar la Carta para abrirle las puertas a una intervención gringa en Venezuela”, y agregó que a Venezuela “se respeta y nadie le va a aplicar ninguna carta”. 

Así que decidió imponer la decisión que tiene días dándole la vuelta, por eso introducirá una demanda contra la Asamblea Nacional (AN) por “usurpar funciones exclusivas” del Presidente de la República y “traicionar a la patria”. Por eso y ante los motorizados que pudieron llegar hasta Miraflores, cosa que no pudieron hacer los jubilados con bastones y hambrientos y a quienes la Guardia Nacional detuvo y les prohibió continuar, Maduro instó al pueblo “a la rebelión nacional frente las amenazas internacionales. Vamos a dar la batalla en la OEA y en las calles de América Latina y el Caribe”. Lo que no contó es que muchos de los motorizados se devolvieron y se fueron a protestar en la avenida Baralt.

Ahora hay que esperar, primero a los votos del Consejo Permanente de la OEA para convocar una reunión de cancilleres. Se necesitan mínimo 18 y ahí estará el primer problema, conseguir el apoyo de 18 países. Sin contar las islas del Caribe, cuyos votos en contra no están tan seguros, y la de los países que están sentados en el mismo camino del gobierno. Seguros en el apoyo al informe de Luis Almagro hay unos once países.

Aquí comenzará el nuevo plan, ver como en una tabla de ajedrez se mueven unos y otros, qué tan amenazados se encuentran los países y qué tan oscuros o claros pueden ser sus intereses.

Captura de pantalla 2016-05-31 a las 5.59.26 PM