La Maleta de un Venezolano que Viaja a su País

maleta de un venezolano


Si alguien del exterior quiere ir a visitar a su familia a Venezuela, puede volverse loco, entre medicinas y comida tan básica como azúcar y arroz, la maleta se llena como si fuera un carrito de supermercado. Los funcionarios de los países en los que se adquiere el mercado no entienden cómo en lugar de ropa, el pasajero lleva su equipaje hasta los “tequeteques” de alimentos básicos.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Los venezolanos en el exterior también sufren, de otra forma es cierto, no pasan las calamidades, ni viven la angustia de la inseguridad, ni el tormento de pensar en caer enfermo. Pero pasan trabajos, angustias y más si tienen familia en Venezuela, la preocupación desde lejos se agranda revestida de lo desconocido.

Pero cuando los venezolanos que viven en el exterior deciden ir a visitar a su gente ahí se convierte la realidad en un camino hacia la dimensión desconocida. Comienzan escuchando los requerimientos de la familia y lo difícil que es conseguir los productos básicos de cualquier ser humano.

-Mira hijo, si te pusieron alguna medicina, ve a ver cómo lo resuelves. Aquí no hay medicinas para nadie. Tráete algo para la acidez, por si te da descomposición en el estómago, es decir mi amor, si te pones a chorro producto del agua sucia, busca un medicamento para eso y también Pedialite, para evitar la deshidratación. Ahora hay Atamel, pero por ahora…quizás mañana no.

Bueno ahí comienza a armarse el bolso. Es como si fueran a la playa a pasar varios días en carpas.

-Si es posible, busca una regadera de camping, esas dicen que las venden en cualquiera de esas grandes tiendas del exterior. Mira, dicen que las pones arriba, colgadas del tubo original, las llenas de agua y listo, te puedes bañar cuando quieras sin esperar que pongan el agua. Eso sí, con agua fría.

-Ah, mira, dice la abuela, y si puedes conseguir off para los mosquitos, tráelo, hay bastante plaga, hablan del zika, el dengue y lo que sea, y bueno, aprovechando que vienes..nunca está de más.

Recomiendan también que si pueden se lleven unas hornillas de gas, claro, hay que tener suerte para conseguir alguna bombona, pero bueno eso es una posibilidad, en algún lado se consigue una pequeña.

Los artículos de higiene personal, todos. Hay que llevarlos todos. Así que hay que preparar un bolso con jabón, champú,  si es mujer enjuague, acetona y toallas sanitarias, jabón de bañarse, pasta de dientes, cepillos y muy importante, desodorante.

-Es importante llevar también papel toilette, eso si, toallitas húmedas no metas, los estantes están llenos de este producto, de todos los colores…y mira, mi vida, si te cabe y no te importa, mete de cada uno de esos productos de higiene más de uno por favor…tengo años que no veo desodorante, corazón.

El desayuno. Ese es otro campo.

-Tráete café. Mira a ver cómo puedes traerte leche en polvo, de la que quieras, aquí no hay nada de nada, de ningún tipo. Si te gusta el Corn Flakes, también mete alguno, si es posible pan y mantequilla, es que mi amor, tampoco se consigue y  si eres de los que te gusta desayunarte con avena, también empácala, eso ya no se existe…, ah se me olvida,  si por allá venden Harina Pan, búscate unos paqueticos. Por la mermelada, el jamón y el queso, no te preocupes, todavía hay.

Sigue la mamá haciendo un repaso a la lista de lo que no hay, o más bien ahora de lo que si se consigue, es más fácil.

-Para el almuerzo, si te gusta comer arroz, mete en la maleta algunos kilos y si quieres algún postre que lleve azúcar o Splenda, yo te lo hago, no tengo problema, pero compra por allá. Ah y harina de trigo igual, de eso ya no hay. Por cierto, si puedes meter un aceite para cocinar, te lo agradezco, cualquiera, el que te guste. Aquí no hay ninguno.

Si piensas lavar ropa, mete en la maleta algunos kilos de jabón en polvo o esas bolitas que venden en otros países que ya tienen todo listo. No te pido cloro, porque es difícil de transportar…ah, y Ajax en polvo.

La cabeza de la persona que va a viajar comienza a ponerse de color oscuro, viene el otro problema ¿Cómo hago para meter todo eso en la maleta y los regalos?

-No mijo, por regalos ni te preocupes, si quieres meter un poquito más de esos alimentos e insumos para la casa, y para la muchachita esa que te gustaba, dale, eso es bienvenido. Igual aquí nadie se pone prendas ahorita. La gente en la calle anda con zapatos de goma todo el día, por si acaso se tiene que quedar haciendo una cola.

Bueno, pues nada, en la maleta lo único que cabrá es los alimentos que aplacarán por unos días la escasez.