#Yorevoco y Tu y El y cada uno de Nosotros

yorevoco


Hoy las redes se vistieron de esperanza, con un Twitter @Revocaloya y un hashtag #Yorevoco. Hoy todos los que tienen voces y cada uno de los que nos unimos a ellas, buscamos la salida para sacar de en medio a quienes están tratando de anularnos y humillarnos como país.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
El 6 de diciembre la mayoría de los venezolanos se pronunciaron por sacar a un gobierno revestido de algo tan simple como el mal. Hoy, muy a pesar de toda esa jauría de acólitos de un régimen fuerte pero desprestigiado y rechazado, un grupo de ciudadanos conocidos prestaron su voz para ser la expresión de todos y proponer el revocatorio como el camino más rápido para terminar con 17 años de pesares, para que el país no sea solo de ese pequeño grupo armado de poder y armas, que quieren vivir a costa del pueblo sin procurar su bienestar.

Hoy los venezolanos buscan revocarlo, quitarlo, decirle que legalmente él, Nicolás Maduro y sus secuaces, no tendrán más poder de destrucción, que no seguirán humillando y despreciando a todo un país. Que por muchas sentencias del TSJ y del CNE, la decisión está en las firmas de los millones que se hartaron del desprecio y la ignominia. 

Que sus grupos de motorizados serán solo un mal recuerdo, que esas huestes vestidas de rojo, desgarbadas, con arrugas en sus caras por la indolencia de la vida, sin dientes por no haber sido tratados con cariño durante 17 años, algunos hambrientos en la espera de comida, y otros sedientos del odio que pudo entrar por cada uno de sus poros, sin saber por qué, tendrán la oportunidad de que la vida les entregue un futuro más digno.

Hoy queremos un cambio para que ese pueblo que se convierte en hiena, que tiene como único trabajo tirar piedras, botellas, rayar paredes, insultar, entierre su rabia. Para que su labor remunerada, consistente solo en no dejar entrar a los representantes de la mayoría a legislar, porque les molesta que el contrario vaya bien vestido, limpio, encuentre en las cosas claras, sin manchas, su ejemplo,  y no que su ídolo solo se identifique con el desgarbo, con el disfraz de chalecos antibalas, camuflados bajo el tricolor.


Los venezolanos quieren una salida para que ese pueblo que solo se identifica con una boina, como clave simbólica para salir a atacar, a destruir, para que esos individuos que son parte de un guión psiquiátrico, de un guión de oscurantismo, de un guión cubano, puedan mirar un futuro diferente y que aprendan que la vida no es la de ser esclavo por un pedazo de algo. 


Todos los venezolanos quieren que esos actos programados por mentes atormentadas tengan un fin. Hoy empezaron de nuevo con las bombas. Ya lo hizo Chávez en su oportunidad. Las colocaba en Fedecámaras donde estaban sus enemigos inmediatos, como para señalarlos, identificarlos, ahora lo hacen en la Asamblea donde están los que pueden abrir los ojos, donde están los que insisten en denunciar las vagabunderías, donde está la prensa que antes no estaba.

Los venezolanos tuvimos una luz el 6 de diciembre y la mayoría la encontró y la puso ahí. Los políticos, los que se atreven a sentarse en la Asamblea Nacional y decirle al gobierno que son unos incompetentes, corruptos e indolentes, hoy junto con la mayoría son la esperanza que debemos seguir y apoyar y ellos tienen que hacer lo que está en sus manos por borrar la pesadilla que envuelve a Venezuela. Por eso debemos volcar nuestras esperanza en que el empeño y el fruto de la prosperidad llegará con un cambio por el que tenemos que luchar y al que nos tenemos que unir.