Se Cumplen los Primeros Pasos para enjuiciar a Dilma Rousseff

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
dilma rousseff


El juicio político de la Presidenta Dilma Rousseff va cumpliendo poco a poco sus pasos. Es un camino que debe pasar por varias etapas, pero hasta ahora los términos van llevando hacia su enjuiciamiento.


A Dilma Rousseff cada día se le ponen las cosas más difíciles. Mientras el mundo se enfoca en los Papeles de Panamá, la oposición a su gobierno y la mayoría del pueblo brasileño rechaza su gestión y los casos de corrupción que afloraron con Petrobras y con las famosas compañías constructoras Odebrecht y Camargo, en los que se han visto salpicados diferentes miembros del Partido de los Trabajadores e inclusive su máximo representante, Luis Ignacio Lula da Silva.

El Congreso brasileño decidió investigar a la Presidenta Rousseff y el relator de la comisión de impeachment (juicio) de la Cámara de Diputados de Brasil consideró este miércoles que la presidenta Dilma Rousseff debe ser sometida a un juicio de destitución por maquillaje de las cuentas públicas.

Es un paso más, ahora los 65 diputados tienen hasta el lunes 18 de abril para discutir el informe de 188 páginas que leyó el relator Jovair Arantes, quien se manifestó a favor de la “admisibilidad jurídica y política de la acusación y por la consecuente autorización para la instauración, por el Senado Federal, del proceso por crimen de responsabilidad” de la mandataria. Si los diputados de esta comisión lo aprueba , pasará al pleno de los 513 diputados y de tener el visto bueno de por lo menos dos tercios (342 votos) que es la mayoría calificada, se seguirá con el proceso en el Senado.

La palabra final la tendrá al pleno del Senado, que por mayoría simple decidirá si archiva la causa o inicia lo que sería el propio juicio político.

Si se comienza el juicio la mandataria deberá separarse del cargo hasta que concluya el proceso, para el cual habrá un plazo de 180 días, y en ese período sería sustituida por el vicepresidente Michel Temer, quien completaría el mandato que concluye el 1 de enero de 2019 si se llegara a la destitución.