Como el Primer Ministro de Islandia Maduro debería Renunciar

primer ministro de Islandia y Maduro


El Primer ministro de Islandia renunció, supo que lo había hecho mal y siguió la decisión de su pueblo que se lo pidió. Es una de las primeras consecuencias de los Papeles de Panamá, junto con la determinación del director de cine Almodóvar que paró la promoción de su película. En Venezuela todos piden la renuncia de Maduro, pero no escucha.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Los Papeles de Panamá ya comenzaron a tener sus consecuencias. El primer ministro de Islandia Sigmundur David Gunnlaugsson renunció y renunció porque le encontraron una empresa en un paraíso fiscal. Los ciudadanos de Islandia, ese país que es una isla y queda en el extremo noroeste de Europa, cerca de Groenlandia, salieron al conocer la noticia a pedir la renuncia de este señor y él escuchó al pueblo.

Le pidieron la renuncia porque habiendo hablado sobre que combatiría la corrupción tenía una compañía que eludía impuestos. Solo eso, Islandia está considerado uno de los países que mejor manejan su seguridad social, la universidad es gratis y está  posicionado como una de las naciones más acaudaladas del mundo. Es decir, hay medicinas, no hacen colas para comprar comida, la sanidad es excelente y la inseguridad mínima, por no decir que no hay. La tasa de homicidios en Islandia en la década entre 1999 y 2009 nunca subió por encima de 1,8 por cada 100.000 habitantes.


Pues el señor renunció por eso, por esconder una compañía.


En Venezuela casi todo el país por no decir el país entero le pide la renuncia a Nicolás Maduro y a su gobierno. Por los escándalos, por los narcosobrinos, porque no hay dólares, como dijo el mismo Presidente, porque no respetan la voluntad de la mayoría de los venezolanos que votaron por una Asamblea para que legislara y cada una de sus decisiones son torpedeadas ilegalmente por el Tribunal Supremo de Justicia. Un Tribunal que rompiendo las leyes fue nombrado por una extinta Asamblea de prisa y corriendo para hacer precisamente lo que están haciendo, actuar como brazo ejecutor de un gobierno que debería renunciar.

Todos los venezolanos le piden la renuncia a Maduro porque están cansados de no conseguir comida, están cansados de la impunidad, están cansados de ver cómo se han hecho ricos los del gobierno con y sin empresas en paraísos fiscales, de verlos con escoltas, de ver cómo viven de espaldas al pueblo. Los venezolanos quieren que renuncie porque como una limosna les venden bolsas de comida como una regalía a los más pobres y les cobran 2 mil bolívares y muchos ganan un sueldo mínimo, cuando lo ganan, porque otros mueren de hambre, de mengua y sin oficio.

Los venezolanos quieren que renuncien porque los niños no reciben leche en el hospital J.M de Los Ríos, porque cuando van a un hospital no los pueden recibir porque no hay espacio, no hay camas, no hay medicinas, no hay quirófanos.

Maduro como el ministro de Islandia debe renunciar porque ha permitido mafias en la minería, en las Fuerzas Armadas, en el petróleo, porque maneja el dinero de los venezolanos a su antojo, porque le regala a Cuba mil 400 millones de dólares.

Debe renunciar porque el país ya no aguanta más y porque todos los venezolanos menos los enchufados, se lo piden a gritos, pero asustados, porque el derecho a disentir en la calle está penalizado, porque cuando alguien sale a protestar, como un derecho, inmediatamente salen los esbirros del gobierno, los que tienen armas legales y los que no, a agredir a los que ejercen ese derecho.

Por todas estas cosas, ese país tan lejano y su primer ministro, deberían ser el ejemplo que Maduro siga con o sin papeles de Panamá.