De nuevo hay paramilitares pero sin cachitos

Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
maduro


Los paramilitares volvieron a aparecer, esta vez sin cachitos porque o no hay o están incomprables. Todavía y como siempre no han sido develados sus nombres, para no alertarlos claro, pero son bien bobos, si saben que siempre los descubren para qué insisten en ensañarse con el ejecutivo.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Otra vez, aparece un magnicidio en el panorama, de paramilitares por supuesto. Resulta que estos grupos que no tienen líderes conocidos, como ocurre con los guerrilleros, aparecen de vez en cuando. Menos mal que siempre los descubren y nunca llegan a nada. Aunque insistan, de cuando en cuando, en tratar de cometer sus fechorías. Un poco ridículos, porque si lo tienen ya como una experiencia que el gobierno y sus fantásticas redes de seguridad los descubren, para qué se van a poner en eso, ¿para que los pongan presos? ¿para darle de qué hablar a Nicolás Maduro?, caramba…es mejor dejarlo que hable de la guerra económica, de Obama y de la arremetida del mundo contra la izquierda.

Porque el que Dilma Rousseff haya sido acusada de corrupción y que hasta sus otrora aliados se le hayan volteado y también la juzguen, según Maduro, es una arremetida…será!, o que Cristina Kirchner, que perdió, perdió las elecciones, tenga varios frentes abiertos por corrupción y festines de dinero de manos de sus más cercanos colaboradores y empresarios, es una arremetida contra la izquierda, será también. O que Evo Morales haya perdido el referéndum, que el pueblo boliviano no quiera verlo más y que hayan descubierto los negocios con su novia, también es una arremetida contra la izquierda, pues también será.

Pero todos han tenido mucha suerte. La arremetida contra ellos es por los casos de corrupción que han salido a flote, por los casos en los que ellos y su gobierno se han aprovechado del poder para hacerse ricos a costa del dinero del país, del dinero del pueblo, pero eso si, ellos son juzgados por la justicia independiente, tienen la suerte que no tiene Maduro, no hay paramilitares que quieran acabar con sus vidas. Es solo contra él la cosa, como lo fue contra Chávez en su momento o contra Fidel Castro, porque contra Raúl, tampoco. Los paramilitares no están interesados en él.


Así que Maduro, Chávez y Fidel han sido los objetivos de estos grupos nacidos en Colombia, la tierra de madre y padre del Presidente, la tierra que lleva en su sangre.


Lo malo de todo esto es que los paramilitares tienen muchas formas de disfrazarse. En Venezuela también actúan contra el pueblo, matándolos de hambre, matándolos porque no hay medicinas, matándolos haciendo colas y colas a pleno sol para no llevarse nada a la boca, matándolos por la inseguridad, matándolos porque no pueden comer las tres comidas, matándolos por la incapacidad de lograr que esos 15 motores empiecen a funcionar, matándolos porque oyen y oyen acerca de culpas y responsabilidades del otro y no logran responderle a los paramilitares y darle al país desarrollo, comida, medicinas y futuro.