Tu me das tu Firma y yo te doy Comida

Share on Facebook87Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
bolsas de comida


Las redes están enloquecidas con lo último del gobierno, las firmas. Las necesitan a como de lugar, para rechazar la Ley de Amnistía y para que no puedan revocar a Maduro, por eso ahora hacen un cambalache, tu me das tu firma y yo te doy comida. Compran el hambre con condiciones.


Dice la voz popular que se han tomado la tarea los señores del gobierno de recoger firmas de casa en casa para rechazar una de las leyes a la que más miedo le tienen, la Ley de Amnistía y Reconciliación. Van de casa en casa comprando el hambre, tu me firmas y yo te doy una bolsa de comida con esos bienes que tanto escasean en el mercado.

Eso denota muchas cosas. En primer lugar miedo. Tienen un enorme temor de que los presos políticos salgan a la calle, tienen un terrible susto que la figura de Leopoldo López pueda hacerles sombra, así que para ellos es impensable aceptar una amnistía.

Pero también demuestra otras cosas. Demuestran lo que son, que les gusta corromper, chantajear, no dan nada gratis, cada una de sus dádivas tiene un solo objetivo, comprar conciencias y les gusta hacerlo desde la dignidad del más necesitado hasta la del que más tiene y la avaricia lo lleva a tener cada vez más.


La limosna la han convertido en política de estado. Si tu me apoyas, si tu vas a donde yo voy, tendrás lo que yo te quiera dar, siempre dentro de los esquemas y el estatus de cada uno.


También reflejan que cuando quieren pueden. Es decir, no hay comida, no se consiguen los productos básicos, especialmente la leche. No hay leche para los niños, las madres desesperadas tienen que ir de rincón en rincón a ver si consiguen algo para sus hijos. En el hospital J M de los Ríos, llegó un momento en que ni siquiera había leche para los bebés. Sin embargo y como por arte de magia, la leche apareció en las bolsas que entregan a bajos precios a cambio de una firma.

Necesitan firmas a como de lugar, firmas para que no salga la Ley de Amnistía y firmas para que no se active el revocatorio.

20160408134641

Ahora el reparto está en manos de los consejos comunales, ellos son los encargados de censar a los habitantes de sus parroquias. También sucede en esta decisión que entran solamente los que a ellos les interesa, los venezolanos, que son al fin y al cabo las firmas válidas para su objetivo, si es colombiano residente, pues no tiene importancia para este gobierno y no recibirá la bolsa de alimentos que le resolverá la vida momentáneamente.

Estas tácticas cubanas dicen los rumores no confirmados que se han extendido hasta algunos registros del interior del país, donde en la última hoja de los documentos a firmar aparece como si cualquier cosa, una planilla para poner una firma más en contra de la amnistía. No es un hecho cierto, no se ha todavía filtrado el papel de estas instituciones públicas que no trabajarán los viernes hasta mayo, pero como todo eso está en manos de los cubanos, cualquier cosa en este mundo del absurdo y la cobardía, puede suceder.