Maduro se quiere ir a vivir a los apartamentos de la GMVV

Share on Facebook13Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
misión vivienda


Nicolás Maduro aseguró que quiere, es un deseo pues, irse a vivir a un apartamento de la Gran Misión Vivienda, habrá que ver cuál urbanismo escogerá. Esperemos que sea en uno en el que no se vaya la luz.


A cuál urbanismo de la Gran Misión Vivienda se irán a vivir Nicolás y Cilia, pues aseguró que se mudará a uno de esos apartamentos, ese es su deseo. Habrá que ver a dónde irá, pues ese es su sueño. Lleva según dijo, dos años intentando convencer a Cilia, así que ha tenido el tiempo suficiente para haber buscado el que más le gusta.

¿Qué tal será tenerlos a los dos de vecinos?…bueno, en principio los habitantes seguramente tendrán las bodegas llenas de alimentos de primera necesidad a precio justo. Sin bachaqueros y sin colas, porque está claro que Cilia no va a estar yendo a hacer la cola con sus vecinas para comprar harina pan, esa harina que produce el capitalista y derechista, Lorenzo Mendoza.

Para la Primera Combatiente no debe haber sido fácil dejarse convencer por Nicolás, si bien es cierto que la familia de Hugo Chávez no la dejó ocupar el lugar que le corresponde y no ha podido disfrutar de los jardines de La Casona, ahora deberá complacer a su marido e irse a vivir a los apartamentos de la Gran Misión Vivienda, que no son muy grandes. Tendrá que ponerse a limpiar su casita, porque no es cuestión de pagarle a alguien para que vaya a ponerle orden a su casa, eso se vería muy feo.

Así que entre su trabajo como Primera Combatiente, su desempeño como diputada, -aunque no vaya mucho, a decir verdad, cobra sin asistir-, y tener que estar manteniendo su nueva casa, no va a tener el tiempo para adquirir los alimentos básicos.

Otra cosa buena que va a suceder cuando se vayan a vivir a una casa de la Gran Misión Vivienda, de la que por lo demás no van a tener el título de propiedad, es que Nicolás se pondrá a dieta, eso mejorará su salud. El cocinero de Miraflores no le podrá estar haciendo cenas o al menos no en uno de esos apartamentos, así que podrá hacer el esfuerzo de comer en casa. Claro, siempre y cuando consiga comida.

Ciertamente tiene razón Nicolás. El difunto no le permitió dormir donde debía y le correspondía, por eso dicen que tienen que vivir en La Viñeta, la casa que se destinaba en la cuarta para los jefes de estado que visitaban el país. Como ahora no hay muchos presidentes que se acerquen hasta Venezuela, es en esta vivienda donde pasan sus noches viendo Televisión Española y Antena Tres, así que puede soñar con vivir en las casas de la GMVV.

Dónde colocar las carteras, los zapatos, las chaquetas tricolores y tanta gorra, lo podrán resolver en el camino. A lo mejor consiguen dos apartamentos juntos, uno a nombre de los Maduro y otro de los Flores.

Dicen que Ciudad Caribia, que fue el sueño de Chávez, es un buen urbanismo, hay quienes aseguran que casi todo el mundo quiere vivir ahí, sin embargo la inseguridad también se ha apoderado de sus calles, por lo que si es en esta urbanización, habrá que ir con cuidado. También puede ser que se mude a los que se han construido cerca de Miraflores, en la avenida Lecuna, o los de la avenida Libertador, aunque las noches por esos lugares son de cuidado.

Habrá que esperar, pero no mucho, porque el Presidente dijo que muy pronto, que está deseando pagar la inicial y las mensualidades, “sintiendo la felicidad de vivir en un lugar bendito”. Problemas de pago si no tendrán, lo harán puntualmente porque les alcanzará el sueldo de los dos.