Mujeres a Cuatro Manos, una Obra de Títeres con Marcado Acento Femenino

Share on Facebook21Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone


mujeres 2


Ver historias que hemos conocido, tratadas con humor y desparpajo, es un momento genial y si las vemos representas en unas muñecas que cobran vida propia, pues es inolvidable. Mujeres a Cuatro Manos es una obra que se presenta los fines de semana en Miami, imprescindible en toda agenda cultural.


Los títeres son una expresión teatral que desde hace muchos siglos han demostrado ante el público dramas y comedias. Su vigencia es entonces casi que eterna, siempre están ahí, demostrando una vida movida por las manos de otras.

Pues los venezolanos han incursionado en esta manifestación y con mucho éxito.  Sonia González y su Teatro Naku,  han recibido desde el año 95, varios premios internacionales en ciudades como Canes, Roma y Praga, donde los títeres son el mejor testimonio de su identificación cultural. El famoso Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes 1995, el Arlequín de Oro en Nancy (Francia) y el Mejor Grupo de Títeres del Mundo en Praga 2009, son testimonios de la excelente puesta en escena, que ahora trae Sonia al público de Miami.

Captura de pantalla 2016-03-07 a las 11.13.48 AMMujeres a cuatro manos, es una obra de Sonia, ella la escribió, la dirige y sus manos junto con las de su hermana Milagros González, son las encargadas de darle vida a unas muñecas con un cierto estereotipo caribeño. La obra refleja a través de varias historias, la idiosincracia de las mujeres, con temas que definitivamente son globales pero salpicados con la chispa criolla. Son marionetas muy femeninas que incursionan con sus cuentos en argumentos como el despecho, el sobrepeso, la infancia, la vejez, la soledad. Situaciones que de alguna manera todos hemos conocido y que son tratadas con inteligencia y comedia.

Mujeres a Cuatro Manos se estrenó la semana pasada en El Paseo de las Artes de Doral, y estará hasta el 20 de marzo de viernes a domingo a las 9:30 de la noche. El éxito de la semana pasada es la mejor demostración del buen momento que se disfruta asistiendo a una obra, en la que nos sentimos niños por sentarnos delante de unas muñecas con vida propia, pero nos mezclamos con la sensación de reconocer problemas cotidianos contados con mucho sentido del humor.

Y es que como dice Sonia, para comprender la obra no es necesario conocer el idioma español. “El humor y la manipulación de las muñecas bastan para conectarla con cualquier tipo de público”. Reirán, se les escapará ciertos instantes de tristeza y reconocerán en estas historias, relatos divertidos de algún personaje conocido.