Las Llamas de los Judas Ardieron Pidiendo Justicia

Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
quema de judas


Cada año la quema de Judas se realiza el Domingo de Resurrección, es el día en que el pueblo toma la justicia de su mano, sin tribunales ni leyes, sino con el respaldo de la tradición. En esta ocasión los partidarios de uno y otro bando hicieron cenizas a su particular traidor.


Cada Semana Santa el Domingo de Resurrección en calles y pueblos queman a Judas, una costumbre centenaria en la que el personaje más repudiado del momento arde en llamas representado en un monigote. La creatividad popular construye un muñeco de papel y trapos que se asemeja al personaje público del que todos, o por lo menos, los de esa comunidad quieren salir y como en el año anterior, este 2016 Nicolás Maduro debió sentir que le picaban los oídos, pues fue el más quemado. Aunque sus partidarios también buscaron a quien echar a la hoguera y esta vez le tocó a Lorenzo Mendoza y a Henry Ramos Allup.

La Unidad hizo su campaña pidiendo que quemaran a personajes del gobierno y la etiqueta de #RevocaAJudas, promocionada por Primero Justicia, logró convertirse en tendencia. Pero los del socialismo del siglo XXI no se quedaron atrás en sus hashtags y propusieron “#LaDerechaEsElJudasDeHoy

La oposición al Gobierno no dejó solo a Maduro, también apareció la Primera Combatiente y Diosdado Cabello, un trío que compitió en el puesto para arder en el cadalso. Incluso hasta monstruos con las cabezas de cada uno, quizás por lo de ahorrar ropas y trapos, aparecieron en la diversión popular.

Unos más parecidos que otros fueron subidos a las llamas que se alzaron hasta el cielo como rogando por justicia.

Del otro lado no se quedaron atrás. Henry Ramos Allup, quedó colgado y defenestrado por los simpatizantes del Gobierno, que no pueden ver ni en pintura al Presidente de la Asamblea Nacional y también a alguno se le ocurrió acabar con Lorenzo Mendoza, a quien Maduro ha apuntado como uno de los culpables de su guerra económica. Eso si, a nadie se le ocurrió quemar a Dolar Today y tan fácil que podría haber sido construir un dólar!!.

El que pareciera que es común a unos y a otros es el bachaquero, ese personaje que ha surgido en esta nueva economía y que de alguna manera no goza de ninguna popularidad. Eso de tener que hacer enormes colas al lado de estos individuos que se han hecho ricos gracias a su particular red de pitazos y proveedores, no es del gusto del público de ningún lado.

Al que aparece que no quemaron tanto este año como sucedió en el pasado, fue al Presidente de Estados Unidos Barack Obama y eso que es uno de los culpables de muchos males, pero quizás su presencia en La Habana y su familiaridad con los Castro, lo salvó en esta ocasión de arder en la hoguera de la traición.