Jaua Pidió Comisión para auditar a Diputados…Habrá que tomarle la Palabra

Elias Jaua


Elias Jaua se levantó hoy en la Asamblea Nacional con mucha rabia para replicar a Rafael Guzmán y pidió que se nombre una comisión para investigar las mansiones, las cuentas en el extranjero, los viajes en aviones privados. “Porque nosotros no somos unos ladrones y unos corruptos, nosotros somos revolucionarios”.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Dicen que Elias Jaua compró la casa donde vivían la familia Vallés, los dueños de la funeraria de La Florida de Caracas, muy famosa en una época, antes de ponerse de moda el cementerio de La Guairita. Esa casa fue centro de muchas reuniones en la Caracas de los 70, cuando su propietario amigo de los poetas y escritores de la República del Este, organizaba reuniones con lo más granado de la intelectualidad venezolana.

La casa es en Prados del Este y Elias Jaua la adquirió en la época de la revolución. Evidentemente el diputado a quien le revisaron el día de la discusión de la Ley de Amnistía su curul, con perro y todo, y no se sabe por qué, ha estado en varios cargos importantes en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. De hecho, ha sido encargado de las comunas, del Fides, de la cartera de Economía, de Agricultura, Relaciones Exteriores, de la Vicepresidencia y además fue candidato a la gobernación del estado Miranda y perdió cuando se enfrentó a Henrique Capriles Radonski.

En su época estudiantil, Elías Jaua que venía de una familia de raíces copeyanas, presidía el Centro de Estudiantes de Sociología de la UCV y, bajo el seudónimo “Ojitos Abigail”, pasó a ser militante clandestino de Bandera Roja. Eso de los ojitos es una característica de algunos de los miembros del PSUV. Se cuenta que era uno de los que salían a protestar, tirando piedras y quemando autobuses, en una época en la que participaba junto a los grupos extremistas y de izquierda que hacían vida en la Universidad Central.

En el año 2014 la niñera de los hijos de Jaua fue detenida en Brasil porque en su maleta encontraron un arma que se dijo que pertenecía al hoy diputado. Viajaba Yaneth Del Carmen Anza en un avión fletado por el gobierno y en su momento se armó un escándalo. Ella aseguró que el arma era de su jefe, la detuvieron, la interrogaron y bueno, como todos los escándalos del socialismo del siglo XXI todo quedó ahí.

Hoy en la Asamblea al diputado Rafael Guzmán se le ocurrió preguntar que cómo un funcionario humilde podía viajar con sus hijos por el mundo en compañía de una niñera. Inmediatamente Jaua pidió a la Presidencia de la Asamblea que le permitieran hablar y replicar. Henry Ramos le dio tres minutos y él comenzó muy educadamente a responder. Diciendo que él no eludía las ofensas, sacó su resentimiento con Capriles. Habló que él seguía siendo el mismo rebelde (se supone que como en su época de estudiante)  “revolucionario, socialista y más chavista que nunca”, si eso es posible y se fue enardeciendo porque no aceptó que se metieran con una empleada, “dejen de ofender y burlarse de una trabajadora de este pueblo, no de una compañera trabajadora que está al cuidado de mis hijos. No sean cobardes” así tal cual. También aseguró que las explicaciones se las dio a la Contraloría y a la Fiscalía General de la República y no tenía que dar más explicaciones al respecto.

Ahí fue que pidió que se nombre una comisión para que se audite los estilos de vida de” cada uno de nosotros”, “empezando por usted”, así le dijo a Ramos Allup. “¿Dónde vivimos, quién tiene cuentas en el extranjero, quién tiene aviones privados. Vamos pues, vamos a auditarnos, vamos pues, nombre esa comisión, nosotros no tenemos miedo, los aviones privados donde viajan, los que son dueños de aviones privados,  los que viven en mansiones, los que tienen cuentas en el extranjero? Porque nosotros no somos unos ladrones y unos corruptos, nosotros somos revolucionarios”  Aja, ok.

Habría que tomarle la palabra al diputado Jaua. Casos viviendo en mansiones hay bastantes, de los que viajan en aviones privados hay otros más, los de las cuentas en el extranjero, pregúntenle a Julio Montoya. Debería formarse una comisión mixta e investigar.