El Super Bowl, un Espectáculo en Cifras

Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
Super Bowl


El día de hoy no es solo un juego de football americano para ver qué equipo será el ganador de la liga, también será una fecha en la que se moverán millones de dólares en comidas, bebidas, música, anuncios y apuestas entre otros muchos números que se mueven alrededor de esta industria del entretenimiento.


El espectáculo del Super Bowl no solo conlleva las grandes inversiones en la industria publicitaria, la del espectáculo y la venta de entradas, también lo que se consume a nivel de alimentos lleva récords cuantificables, así como los twitter que se publican, los espectadores, las bebidas, todo, todo, se traduce en números en este gran día, que los fanáticos esperan con grandes ansias.

En el sector de alimentos ya suman sus cuentas. La industria avícola estadounidense, por ejemplo, calcula que se consumirán alrededor de 1.300 millones de alitas de pollo en todo el país, es aproximadamente un 3% más que el año pasado. Pero sin duda se trata del segundo día de mayor consumo en el año, después de la celebración del día de Acción de Gracias. Las comen de diferentes maneras, los más atrevidos muy picantes y otros con salsas. Calculan también que se consumirán 14.000 toneladas de frituras, acompañadas de más de 3 millones de kilos de guacamole y un 80% más de pizzas que cualquier día normal, según Domino’s Pizza.


También es seguro que los baños, de dónde sea que la gente esté viendo el juego, se coparán en determinados momentos.


Lo cierto es que bares, restaurantes y hogares se han preparado para poder servir estas comidas que se han convertido en un clásico en el día del Super Bowl, acompañadas por supuesto de cerveza, una bebida adorada por los que se sientan a ver deportes y que se puede consumir en cientos de presentaciones. Se estima que hoy se beberán 1.202 millones de litros. En definitiva, cada persona ingerirá 2.400 calorías en algo más de tres horas. 

Calculan que las ventas de medicinas y antiácidos mañana lunes se incrementarán en un 20% mientras que un 6% de los americanos pondrán como excusa su malestar para no ir a trabajar, después de un día de emociones y una enorme cantidad de consumo de comida y bebidas.

También es seguro que los baños, de dónde sea que la gente esté viendo el juego, se coparán en determinados momentos. Todos esperan al final del primer tiempo, al descanso y a la entrega de trofeos.

Las redes sociales también colapsarán y se referirán a este juego en números como fueron publicados el año pasado, así que en esta ocasión rondarán más o menos igual. En Facebook, 65 millones de usuarios mencionaron el evento en el 2015, generando 265 millones de post y comentarios. Y en Twitter creen que 28,4 millones tuits se publicarán durante el partido. En esta edición, además, se podrá calcular el número de Vines.

Las apuestas son otros de los números que se mueven fuertemente en este día. Durante el evento es fácil observar a los televidentes casi que comiéndose las uñas, mientras ven cómo se desenvuelve el juego y con ello el dinero de las apuestas hechas antes de empezar la contienda. Hay aficionados que simplemente se juntan a ver la final para apostar y ganar algo de dinero. Legalmente, se ha calculado que se moverán 90 millones de dólares; e ilegalmente, la cifra ascendería a alrededor de los 4 mil millones. Apuestan desde quién ganará, hasta ¿Quién será el primer entrenador en ser enfocado?.

Los artistas también tienen un negocio en este encuentro, pues después de actuar ven incrementar las demandas de descarga de su música. El año pasado Katy Perry vio cómo sus canciones tuvieron una demanda del doble de lo habitual.

El Estadium Levi’s de Santa Clara construido en el 2014 ha renovado su grama para la ocasión y para ello utilizaron 669 toneladas en rollos, transportados desde 177 kilómetros para que el tapete sobre el que jueguen los Panthers y los Broncos sea una alfombra. 

El precio de los anuncios en la Super Bowl se ha incrementado en los últimos años en un 80%. Entre las marcas que han decidido invertir en esta edición: Doritos, Axe, Acura, Colgate, Pokemos… y pueden gastar hasta gastan 5 millones de dólares por un spot de 30 segundos.  Entre todas ellas se estima que se gastarán en torno a 400 millones de dólares. ¿Extraño? Para nada: el 85% de los espectadores no conciben la final sin anuncios y el 65% están más predispuestos a comprar el producto una vez terminado el partido.

Mañana será sin duda uno de los grandes días comerciales en Estados Unidos.