¿Cómo regar los Conucos si no Hay Agua?

Share on Facebook10Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
Sin agua


La sequía en muchos países es una realidad, pero lo que se ve en muchos embalses venezolanos, ya raya con la desidia. Los venezolanos están cansados de abrir los grifos y no conseguir ni una gota de agua en varios días, mientras en las calles los chorros por tuberías rotas pasan horas y más horas sin que nadie se acerque a solucionar el problema.


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
En América hay escasez de agua. Es época de sequía y se agudiza por los problemas meteorológicos, pero en Venezuela como siempre, la situación se pasa de “castaño oscuro”. Al racionamiento se le suma la improvisación, la irresponsabilidad, la desidia y la burla hacia la población.

El gobierno advierte que habrá racionamiento. Como en cualquier país anuncia los días y horas en que este preciado líquido será distribuido en los hogares. Así también sucede en República Dominicana, en Panamá, en Colombia, piden que las personas sean conscientes del problema. Pero mientras en otras ciudades del globo terráqueo cumplen con lo que anuncian, en Venezuela no. Hay sectores del país que tienen muchos días sin agua. El plan de racionamiento está solo escrito en un papel, en un anuncio. Será para que crean, pero a la hora de cumplir lo dejan engavetado. ¿Quién puede prever cuándo llegará la hora que puedan realizar actos tan simples como bañarse, comer o ir al baño, si no se cumplen las reglas anunciadas? ¿Quién puede regar el sembradío del conuco si el agua falta por días?

El lunes pasado Andrés tuvo un fuerte dolor de barriga. Fue hasta El Urológico de San Román en Caracas y no había agua. !No había agua en una clínica!. Era necesario hacerle exámenes de sangre para averiguar de dónde procedía ese dolor. Descartar infecciones, contagios, diagnosticar exactamente por qué esos retortijones estaban acabando con su tranquilidad. No se pudo. Para poder hacer los análisis a la sangre, además de los reactivos, que ya se sabe es otro tema, pues tampoco hay, se necesita algo tan sencillo como el agua y no había!!!!….Eso, ya no es culpa de la guerra económica, del niño, de los paramilitares y de la derecha. Eso es culpa de la dejadez, la improvisación y la falta de previsión. Y sobre todo, de la falta de palabra.

También el agua que llega lo hace sucia, con mal olor. Eso ya no es culpa ni del Niño, ni de la escasez del agua en las nubes, ni de nada ajeno a la responsabilidad y a la inversión. Es que no se han destinado los recursos necesarios al mantenimiento, a construir plantas nuevas, a limpiar los embalses.


“En términos de contaminación, en ninguna parte del país el agua está saliendo con los parámetros que exige el ministerio de Ambiente”


Mientras los periódicos de América muestran fotos de embalses vacíos por la sequía, en Venezuela se muestran los embalses vacíos pero con espuma o con material orgánico. “La ruptura del equilibrio ecológico que se ha producido en los embalses debido a la contaminación del agua ha generado un material orgánico que solo una potabilizadora moderna y eficiente puede sacar”, le dijo el ingeniero sanitario Manuel Pérez Rodríguez a BBCmundo y por supuesto, potabilizadoras nuevas y esas cosas, no hay.

Embalse Cachinche en Valencia

Embalse Cachinche en Valencia

“En términos de contaminación, en ninguna parte del país el agua está saliendo con los parámetros que exige el ministerio de Ambiente”, denuncia Pérez a BBC Mundo, citando estudios que ha hecho el Movimiento por la Calidad del Agua que él preside. Es decir, el agua está contaminada y lo está porque no hay mantenimiento, ni cuidado, ni políticas para evitar que todo sea desechado en lagos, ríos, lagunas, embalses y cuanto chorizo exista.

Lo cierto es que los habitantes que todos los días tienen que hacer cola a ver qué consiguen, que pasan horas bajo el inclemente sol y llegan sudados, oliendo a casi lo mismo que huelen las aguas contaminadas de los embalses, además no tienen ni un poquito de agua para recoger en ollas. Por eso están cansados. En los Dos Caminos ya desesperados han trancado las calles en varias ocasiones y el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, convocó esta mañana a una manifestación frente a Hidrocapital.

El problema en Chacao es de larga data y muchos han llegado a asegurar que es una especia de venganza por las guarimbas del año 2014.

La ineptitud de Hidrocapital es evidente en este pequeño municipio. Botes de agua blancas y aguas servidas sin reparar. Según Muchacho por roturas en las tuberías se pierden 12 mil litros al día, es decir un promedio de  4 millones  380mil litros al año. Agua perdida que pudiera estar saliendo de los hogares de los venezolanos.

Pareciera que también en esto solo falta un poquito de voluntad para hacer bien las cosas.