Castro Podría Hablar del Futuro de Venezuela

saludos hollande y castro


Castro viaja por el mundo y recibe los abrazos y las inversiones de los líderes del mundo. Se abre a recibir dinero pero pone presos a quienes le adversan. Ya saben que el petróleo venezolano, tan bajo y descuidado, en su producción no es la solución a sus necesidades, aunque Venezuela todavía funciona para demostrar al mundo que las soluciones para la salida de la crisis siempre pasan por sus manos.


Ramón Barrios Sevillano

Raúl Castro llega a Francia por primera vez en visita oficial y consigue para su isla las mejores condiciones para salir adelante, parte de la deuda que desde hace 30 años tenía el régimen de Castro ha sido condenada y se ha creado un fondo de inversión franco-cubano de 200 millones de euros. Es su puerta a Europa, y el gobierno francés de Francoise Hollande, ya le ha extendido la mano para abrirla de par en par, además le ha pedido al presidente Barack Obama que vaya hasta el final para borrar los vestigios de la guerra fría.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi ya había iniciado los primeros pasos. Italia después de España es el país europeo que más intereses tiene en la isla caribeña y el jefe del Gobierno italiano está interesado en que los empresarios de su país aprovechen las oportunidades de negocio en Cuba. La isla estima sus necesidades de inversión extranjera en los 8.000 millones de euros, según confirma El País.

Alemania, también abrió una Oficina Comercial y España aprovecha la apertura de negociaciones con Estados Unidos para incrementar sus negocios.


Los cubanos de los últimos tiempos han aprendido de supervivencia y los Castro han sido los maestros.


Sin embargo, mientras Raúl Castro se quita el uniforme y desfila junto con Hollande ante las tropas francesas, en Cuba la situación sigue igual. No hay comida, se pelean por conseguir cualquier producto básico y apresan a opositores al régimen a diario. Es el doble juego, viven del capitalismo exterior y reprimen a su pueblo.

Venezuela ya no es el país interesante que les permitía vivir al margen de la Ley del mundo. La baja en los ingresos petroleros no les proporciona el modus vivendi con el que vivieron gracias a Hugo Chávez, pero si les continúa ofreciendo la posibilidad de tomar decisiones en todos los estamentos.

Por ahora ese es el juego de Cuba. Abrir relaciones y demostrar que son los que dirigen muchas directrices en el país suramericano productor de petróleo. Los cubanos de los últimos tiempos han aprendido de supervivencia y los Castro han sido los maestros.

El papel que ha jugado Cuba en el proceso de Paz de Colombia le ha ofrecido un aval ante los ojos del mundo, aunque para la mayoría de los colombianos no ha tenido el resultado que esperaban, el gobierno de Juan Manuel Santos considera que ha tenido éxito y que ha logrado algunas de las metas que se había fijado.

También Cuba, se dice en los pasillos internaciones, se vende como el que tiene el poder absoluto de influir en el gobierno de Nicolás Maduro y por eso, es una pieza fundamental en la búsqueda de una salida a la crisis venezolana. Aseguran que Castro ya ha hablado con el Papa Francisco y con los líderes del mundo para encontrar una solución y los rumores se dirigen a que pudieran negociar la salida de Maduro. Por eso Hollande aseguró que “Cuba es una voz singular en el mundo”.

Castro viaja promoviendo inversiones, buscando dinero al más puro estilo neoliberal y acepta las inversiones que solo se preocupan por producir, sin prestar el menor interés a la situación interna del pueblo. Es un buen trato para los hermanos que han gobernado en Cuba por más de 55 años, siguen manteniendo el poder absoluto, sin libertades y dominan al Ejecutivo venezolano para continuar dominando la situación política del país que les sirvió de ancla para no hundirse.