El País se Hunde y la FAN se Sienta a Ver Películas

ven peliculas de chavez


Mientras Venezuela atraviesa el peor momento de su historia, mientras las cárceles demuestran su fuerza y la inseguridad atormenta a todos, mientras cada día mueren venezolanos por falta de medicinas, el ministro Padrino López ordena que la FAN adore a Hugo Chávez y se siente a ver películas.


Ramón Barrios Sevillano
Cuando los militares reunidos en la televisión el pasado 6 de diciembre salieron leyendo un comunicado asegurando que defenderían la decisión mayoritaria del pueblo, el país entero alabó aquella postura. Quizás la situación estaba tan, pero tan mal, que cualquier cosa que tuviera aroma a democracia y que alguien ligado al gobierno la defendiera, era un símbolo de que algo estaba cambiando.

Inmediatamente se extendieron los rumores por las redes sociales, el general Vladimir Padrino López le había parado el trote a Diosdado Cabello, había dicho que la decisión de la mayoría se respetaba. Su posición de nuevo cambió de pedestal en la opinión pública. Con esta idea ya había jugado anteriormente, justo cuando Henrique Capriles lideraba las encuestas a la presidencia de la República y reveló que se había reunido con un general para ofrecerle el ministerio de la Defensa. Todos apuntaban por la actitud de Padrino a que era él el elegido.


se obliga a los oficiales y soldados a ver sólo películas y vídeos sobre el Comandante Supremo


La maquinaria que lo acompaña para expandir los rumores funciona. Su figura emerge y cae continuamente, pero siempre bajo la influencia del rumor.

Sin embargo, Padrino López se ha empeñado en los últimos días en cambiar ese halo de misterio, o de ese si pero no, que lo acompaña. La razón no es otra que su amadísimo comandante Hugo Chávez Frías.

Primero se molestó enormemente cuando se enteró que el Presidente de la Asamblea Nacional había descolgado de ese recinto todas las figuras que recordaban a su héroe y ahora, se descubre una orden interna, emitida por él, en la que se obliga a los oficiales y soldados a ver sólo películas y vídeos sobre el Comandante Supremo y rendir honores al Libertador Simón Bolívar en los cuarteles con el fin de ideologizar y adoctrinar a la Fuerza Armada Nacional. “Los Comandantes de unidades y Jefes de dependencias de la FANB deberán concentrar a TODO el personal, militar y civil, para asistir a las actividades y al finalizar las mismas iniciar el debate sobre los conceptos presentados para profundizarlos y consolidarlos”, resalta la comunicación interna.

A las Fuerzas Armadas Nacionales de antes, las tradicionales, las que se formaron en la Independencia y que después se aglutinaron como Academia en los primeros años del siglo XX, se les inculcó la admiración a Simón Bolívar, por haber sido el Libertador, pero nunca se fanatizaron alrededor de su figura, se formaron en la defensa de la patria.


tienen que ir a escuchar la historia contada por doctrinarios de la vida de Chávez


Chávez las denigró, las convirtió en vendedores de mercado y las alejó de sus principios. Hoy la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, con su nuevo título, ha desvirtuado su papel, especialmente contra su pueblo. Lograron implantar el miedo con la represión en las protestas, lograron ordenar las colas para que la gente con hambre espere su turno a ver si pueden acceder a un kilo de arroz, lograron asustar a la población con trajes que los convierten en gorilas.

Lograron que el mundo se asombre ante su comportamiento, acompañando en un camión a la anterior ministra, del recién creado ministerio de Agricultura Urbana, en un discurso surrealista ante un grupo de fanáticos y despertaron indignación por su pasiva actitud ante la demostración de fuerza de los presos del internado judicial de San Antonio en Margarita. Unas imágenes que han dado la vuelta al mundo y  demuestran que Venezuela está dirigida por un grupo de personas que hablan y no mandan, que dirigen el país como una cantina de películas del oeste.

El país se cae de hambre, enfermo y hundido en la inseguridad y mientras tanto, los militares después de estar en la calle paseando y cuidando colas, con sus recién comprados trajes y armas, tienen que ir a escuchar la historia contada por doctrinarios de la vida de Chávez y hacerle loas a su espíritu.

El gobierno sabe que pasa por su peor momento, que cada día la situación es más difícil y la crisis se agudiza, que ya no cuentan con la mayoría del país que está harta de las sandeces de todos y cada uno de los miembros del gobierno y pareciera que difunden todas esas imágenes vejatorias, denigrantes, no solo para las Fuerzas Armadas, sino para el país entero con el fin de desmoralizar, vejar, destrozar la autoestima.

Pero ya es tarde, la rabia y el hambre, poco a poco irán convirtiendo el espíritu de los venezolanos en el peor enemigo de este gobierno y para ello, no hay espíritu muerto que valga.