A Maduro le encanta Pelear Solo

Share on Facebook18Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
canaimita


La oposición tiene la mayoría. Venezuela quiere un cambio. Pero cada vez que el Presidente da un mitin sale diciendo que se irá a la calle con el pueblo para luchar y no sólo en Venezuela, también en Argentina. Lo cierto es que se ha enfrascado en una pelea sin contenedor y para pelear siempre se necesitan dos


Gloria Rodríguez-Valdés @gloriabarrios
Nicolás Maduro, lleva tiempo hablando de lo mala y perversa que es la oposición venezolana, pero esta semana ha radicalizado sus discursos con amenazas y groserías.

La oposición promete un cambio. ¿Cuál es el cambio al que todos aspiran?, que haya comida, que se encuentren las medicinas, que los hospitales funcionen, que los hijos no tengan que emigrar. Cosas básicas que se encuentran en cualquier país del mundo. ¿Las elecciones del 6D conseguirán que eso cambie?, probablemente no, pero es el primer paso para detener los abusos cometidos durante 17 años.

¿Cuáles son los abusos?, el primero es el de disentir. A cualquiera que les represente una amenaza lo ponen preso, o lo callan, o tratan de anularlo. ¿Otro abuso? manejan el dinero de la nación a su antojo, se lo regalan a Cuba, a los mandatarios de las islas del Caribe, se lo dan a Evo, a Daniel Ortega o a Cristina Fernández de Kirshner, cuando no va directo para sus bolsillos.

¿Más abusos en la lista?, manejan los poderes a su antojo, lo que significa que no tienen impedimento en hacer lo que quieran, no saben manejar la economía, favorecen a sus más cercanos afectos con los dólares y a los de juntas comunales y milicias con la posibilidad de ser los primeros en las colas de las bolsas de comida o en las listas de las neveras.

Los privilegios de las altas cúpulas comenzarán a desaparecer cuando la oposición gane la mayoría en la Asamblea nacional el próximo 6D, sólo porque se legislará como se debe. Eso es lo que harán, legislar.

Muchos piensan que es difícil, que no se dejarán quitar el poder y para eso Maduro lo grita a los cuatro vientos. “Yo me iría a las calles a luchar con el pueblo”…¿De qué lucha habla? ¿es que a la democracia no hay que respetarla?.  Cuándo ha salido Maduro a las calles a hacer algo. Ni siquiera lo hizo el 4 de febrero -por cierto Chávez tampoco- ni el 13 de abril. Ahora bien, si salir a la calle significa que van a activar a los círculos bolivarianos, eso es otro cuento. Pero tampoco van a encontrar en la calle a nadie que quiera luchar con ellos y desde que el mundo es mundo cuando hay una lucha, por lo menos tiene que haber dos contrincantes, para que sea uno contra otro y la oposición de lo único que ha hablado es de paz.

A sus adeptos, que según las encuestas no son la mayoría, los amenazan con que les van a quitar las canaimitas, las casitas que les dieron (como si fueran muchas), las pensiones. O sea, si gana la oposición llega El Coco. Con la oposición en la Asamblea Nacional, según el susto que les meten a sus partidarios se acabó lo que les daban. Pero bueno, ¿Y qué tanto les dan?

Cuando la oposición gobernaban, a los niños no les daban canaimitas, hace 17 años no estaban tan de moda las computadoras y por supuesto, menos aún esas controladas por el gobierno con todo lo que los chinos les venden, pero si le daban a los estudiantes su vaso de lecho diario y los útiles y uniformes. !Había leche!

Lo que si es verdad es que Maduro declaró hoy, hablando pacito, como contando un cuento, para terminar como el coco gritando !Si ganamos el 7 de diciembre voy a radicalizar la revolución”…¿más?…para acabar con la guerra económica. Otra vez, si la guerra económica existiera y siendo tan larga, seguro que esos personajes que nadie sabe dónde están habrían ganado sus batallas.