La Corrupción Promueve la Pobreza

Leopoldo Castillo, Elí Bravo y José Ugaz


En la corrupción es necesario la investigación y la participación de todos para descubrirla y desenmascararla. Transparencia Internacional es una organización internacional, presente en muchos países que se encarga de luchar contra este flagelo en el que se engloban los sinónimos de corrupción, droga y terrorismo


La corrupción se ha convertido en los últimos años en un mal que afecta a casi todos los países y se cuela en diferentes ámbitos de la sociedad. La corrupción es una práctica que se extiende, frena el desarrollo de las sociedades y promueve más la pobreza y el estancamiento del desarrollo.

Para enfrentar y denunciar los casos que se presentan en el mundo, hace 23 años se creó Transparencia Internacional, una organización presente hoy en día en 117 países y que se encarga de investigar y destapar con cifras y documentos, casos de corrupción tanto a nivel gubernamental como en otros estamentos de la sociedad.

José Ugaz, presidente de esta organización, asegura que desde los años 80, un grupo de la sociedad civil se dio cuenta que la corrupción estaba llegando a niveles tales que frenaban la pobreza y no permitía que las sociedades evolucionaran y lo peor es que se trataba de un problema que los más afectados, las verdaderas víctimas no lo percibían. Siempre se ha escuchado como un hecho real “ellos roban pero dejan robar’ o “roban, si, pero hacen”.

Cuenta Ugaz que hace poco le preguntaron a una señora de pocos recursos sobre cómo afectaba la corrupción a su vida y contestó que en nada porque ella seguía siendo pobre. Los que menos ingresos tienen no se dan cuenta que su vida está limitada muchas veces porque el dinero que debía ir destinado a programas de ayuda para los más pobres, es desviado a los bolsillos de los que tienen la posibilidad de robárselo.

Sobre eso hay un viejo chiste en el que varios representantes de algunos países, compiten a ver qué obra civil han logrado hacer y cuánta comisión pudieron obtener al realizarla. Al final llegan al venezolano, que les inquiere al resto si ven la carretera al horizonte, al todos señalarle que no, les dice que el 100% está en su bolsillo.

Cada año Transparencia Internacional  realiza mediciones que tienen que ver con la percepción que tiene la gente sobre la corrupción de los países y Venezuela precisamente se llevó  en el 2014 la palma entre los países de América Latina.

Este tema día a día va concientizando al mundo. Los desmanes y la impunidad se tejen y permeabilizan todos los estamentos. En Europa, varios gobiernos están poniendo sobre el tapete este problema y poco a poco lo discuten a nivel internacional. Transparencia Internacional es un apoyo y sigue insistiendo en investigar los casos en todo el mundo.


PNB Paribas, es un banco francés que fue multado por lavar dinero del terrorismo.


Los cálculos de esta organización aseguran que entre 20 y 40 mil millones de dólares son robados de los presupuestos públicos de muchos países. De hecho muchas de las grandes fortunas del mundo tienen su origen en actos fraudulentos, en negocios fuera de la Ley.

Solamente en China, por ejemplo, 20 congresistas tienen cuenta en las Bahamas por $62 mil millones de dólares. O el presidente Martinelli de Panamá, del que muchos decían que había hecho obras en su país, se llevó para sus arcas la cantidad de 5 mil millones de dólares.

La corrupción se expande como un mal hacia todos los niveles. Cuenta Ugaz que los grandes bancos como HSBC, Wachovia o PNB Paribas, han sido multados por lavar dinero proveniente de la corrupción o la droga, al final dos conceptos que conllevan a un mismo fin.

De hecho y como dato curioso para estos días, asegura Ugaz. PNB Paribas, es un banco francés que fue multado por lavar dinero del terrorismo.

Transparencia Internacional busca la ayuda de la sociedad para denunciar y la voluntad política para erradicar este flagelo que impide el desarrollo de las sociedades. En una de sus nuevas acciones abrió en su página una campaña para que sus visitantes postulen a la persona más corrupta que conocen. Se llama “Desenmascara a los Corruptos” y ya tienen muchísimos postulados alrededor del mundo. Veremos quién gana.

El capítulo de Transparencia Venezuela está dirigido por Mercedes de Freitas. Con mucha dificultad ha logrado documentar cientos de casos. Dificultades que se basan en las pocas cifras que el gobierno divulga. No se saben de cuánto son los presupuestos aprobados, a dónde están dirigidos, cómo se invierten y por supuesto, el Banco Central no da cifras de inflación, producción, inversión…

Todos los involucrados en este trabajo buscan especialmente la sanción moral de aquellos que adquirieron su fortuna con dineros mal habidos y para eso la actuación de la sociedad civil es fundamental. Varias veces la sanción moral ha actuado y ha desenmascarado no sólo a ladrones conocidos del gobierno, también a los enchufados que se pasean con yates y automóviles últimos modelos. En Venezuela, sin embargo, no es fácil, porque cuando ha sucedido ha sido reprimida por el gobierno y su ley.

Explica Mercedes de Freitas que el trabajo de esta organización en Venezuela es boicoteado continuamente por el gobierno. Tienen dos averiguaciones abiertas en la Asamblea Nacional. Sin embargo persisten y con la ayuda de la sociedad civil y de grupos de la oposición han logrado la colaboración de 14 concejos municipales y 5 gobernaciones donde se ha aprobado la Ley de Transparencia Internacional y acceso a la Información.

Han introducido 14 recursos en el Tribunal Supremo de Justicia, 56 denuncias ante el CNE por abuso electoral y han denunciado los negocios de la empresa Odebretch en Venezuela. Esta compañía que trabaja en varios países  está en el tapete por sus casos de corrupción. De hecho su presidente está preso. Específicamente con el “gobierno revolucionario” ha conseguido tantos contratos que Venezuela representa el 35% de sus inversiones de negocio, por eso las acusaciones de corrupción que han recibido de parte de Transparencia Internacional en Venezuela, ha hecho que enfilen sus baterías comunicacionales contra esta organización, cuenta De Freitas.

Transparencia Internacional Venezuela necesita que la sociedad civil se involucre, que denuncie, que aplique la sanción moral. Hace pocas semanas crearon una aplicación para teléfonos inteligentes que se llama Dílo Aquí. Han recibido más de 700 denuncias de las cuales 200, han sido sobre abusos del gobierno utilizando los recursos del estado para la campaña electoral.

Es necesario que la sociedad se concientice de que la corrupción frena el desarrollo y estimula la pobreza y es necesario también que todos nos convirtamos en denunciantes de los abusos del poder